jueves, 22 de enero de 2015

Cristina a todo o nada


La presidenta de la Nación, fiel a su estilo,  ha redoblado la apuesta y lo que se impone a esta altura de los acontecimientos es poner la mirada en el núcleo del problema que no es otro que la disputa desatada entre el gobierno nacional y la estructura de servicios de inteligencia descabezada a en diciembre.

Nada puede entenderse sin este análisis.

Leyendo la carta de Cristina queda muy claro que se ha entrado en un terreno de lucha franca contra el poder más oculto y poderoso que se pueda uno imaginar: Stiusso y su estructura armada en más de 40 años en la SIDE.

Lo más probable es que la presidenta haya tomado esta decisión luego de sopesar distintas opciones y de comprobar que pese a las consecuencias nefastas que podría acarrearle -ya hay un cadáver de un fiscal federal, nada menos- era la menos mala.

Incluso hasta pierde centralidad la discusión sobre si Nisman se suicidó o fue asesinado. Sigo creyendo que viéndose fatalmente operado por los servicios y en vistas de que la denuncia presentada se caía a pedazos tomó la decisión de pegarse un tiro. Pero aunque no fuera así, el análisis político sigue siendo el mismo. Nadie necesitaba a Nisman más vivo que nunca que el mismísimo gobierno nacional, entre otras cosas porque ya había sospechas fundadas de que la denuncia estaba muy flojita de papeles, de ahí que cualquier lectura inteligente de lo sucedido en la torre Le Parc lo menos que podrá hacer es poner al gobierno como instigador del crimen. 

Y es por eso que hace tanto ruido este párrafo de la carta presidencial:

"La denuncia del Fiscal Nisman nunca fue en sí misma la verdadera operación contra el Gobierno. Se derrumbaba a poco de andar. Nisman no lo sabía y probablemente no lo supo nunca. La verdadera operación contra el Gobierno era la muerte del Fiscal después de acusar a la Presidenta, a su Canciller y al Secretario General de La Cámpora de ser encubridores de los iraníes acusados por el atentado terrorista de la AMIA."

Por eso el lunes temprano puse el acento en el regreso abrupto de Nisman, porque sólo a partir de ese hecho puede entenderse la operación.

Nadie puede asegurar cómo terminará esta confrontación, tampoco dudar en que se ha desatado una lucha de consecuencias impredecibles.

Ya llegará el tiempo de analizar porqué fue ahora y no antes. Lo urgente en estas horas es entender que quizá por primera vez en la historia nacional un presidente se anima a meter mano en esa suerte de estado paralelo que se montó en la SIDE, que esta batalla es probablemente la más ardua que le haya tocado afrontar al kirchnerismo y que de su resultado depende en buena parte el futuro de todos los argentinos, no sólo del gobierno.

A no confundirse

10 comentarios:

GrouchoMarx dijo...

Excelente. Excelente. Excelente.

Llevo toda una mañana de vacaciones en el blog de Daniel (elaguante..) para tratar de poner las cosas en su dimensión real.
Porque ahora están discutiendo sobre Esteche, D’Elia y Bogado y eso es nada. Nada.

Muy bueno de tu parte seleccionar ese párrafo.
Es la clave de todo el problema.

CFK es un lujo que no nos merecemos.

oti dijo...

Es todo tal como decís Gerardo.

La SIDE no era una institución del Estado argentino -esto solo en los papeles-, era, en rigor, una representación de agencias extranjeras ante el Estado argentino.

El desafío es convertirla en una institución al servicio del Estado Nacional, esto es, del fortalecimiento de la soberanía nacional, que es lo mismo que decir al servicio del pueblo argentino.

La lucha por la conquista de la soberanía es una lucha muy dura, sino lo sabrán los tantos patriotas que han luchado por esta causa!

En el sector noroccidental del mundo están por ocurrir -además de todo lo que ya ocurre- desastres financieros y económicos tremendos, a demás de los geopolíticos y la guerra.

Nuestro querido país, o sea nuestro querido pueblo (sean K o no K), necesitará muchísimo (sean concientes o no de esto) las herramientas de un Estado Nacional soberano cuya consolidación es la única garantía para sobrevivir con cierta dignidad en este mundo que nos toca.

Guille de Anillaco dijo...

No Jodá...Cristina escribió una extensisima carta, son muy valientes sus conjeturas, su análisis detectivesco. Es obvio que hay que analizar por que volvió Nisman...

...por cierto, y
¿Habló la Presidente?...

Gustavo Marcelo Sala dijo...

Por eso me atreví a titular ayer que El "Relato” Nisman necesitaba de su muerte para darle algunas horas de vida. Era imposible darle dimensión política y jurídica a ese texto sino con la frutilla del postre. Lo que Cristina hoy nos dice es que en definitiva se trataba de que el postre en realidad era la frutilla.

Diego dijo...

Dale, nos vemos en Bonpland y El Salvador y lo charlamos.


¡Háganse cargo de algo una vez en la vida!

elbosnio dijo...

Yo coincido con vos, Gerardo, que Nisman se suicidó. Pero, como vos, acepto que puedo estar equivocado y que hay en esta trama jugadores de peso en el arte de hacer aparecer cadaveres en cualquier lado.

Mas alla del tole tole de corto plazo, creo que el Kirchnerismo responde muy bien ante estos embates. Embates de los poderosos y del azar, que cada tanto lo sacuden. No sé como saldrá el FPV de esta, si fortalecido o debiltado, pero tengo la sensación que la Argentina va a salir fortalecida. Porque de estas encrucijadas la presidente suele elegir salir con mas republica, jugarse mas, ir por mas, y suele salirle bien.

Hay muchos "nudos mafiosos" en la republica. El poder de los servicios es uno.

Carlos dijo...

Por favor.... ¿Cristina todavía no entendió que es presidente?
Las personas con responsabilidades políticas no pueden decir los que dice con toda libertad cualquier hijo de vecino en su casa.

Muy curioso realmente, están mal, sépanlo, además el mismo Nisma lo desmiente, miren lo que dijo hace pocos días:

Nisman: “Yo puedo salir muerto de ésto”


POr favor.

Armando dijo...

Y porque no se "atacó" antes a la SIDE? Poruq está Milani como jefe del ejército?

ruben dijo...

Que tiene que ver Milani con esto???

Carpe Diem dijo...

¿prque no se atacó antes a la SIDE? Claro, ¿por qué no se enfrentó antes a los medios concentrados?, ¿por qué no se plantó bandera antes frente a los buitres?, por qué no se rompió antes con el ALCA?, ¿por qué no se juzgó antes a los genocidas?, ¿por qué no se dio batalla antes contra la camarilla judicial?, ¿por qué, por qué, por qué?.
Grotesco que sea planteado en un país en que los gobiernos de los últimos 40 años sólo se animaron a enfrentar los intereses del pueblo, y en el que ninguno de los muñecos que aspiran a sucederla desde la oposición tendrá bolas para enfrentar a ningún otro poder que no sea el de los laburantes, en de los jubilados y el de los postergados.

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene