miércoles, 6 de agosto de 2014

Griesa no se explica sin Guido Montoya Carlotto


No es desatinado imaginar al juez Thomas Griesa llegando a su juzgado en un Falcon verde como estos que encontraron arrumbados en una base militar de Punta Alta un par de años atrás. Es que Guido no se explica sin la deuda externa como proyecto estratégico para sojuzgar al país. No es casual que los que hoy bregan por cumplir con los buitres sean los mismos que gestionaron el estado durante la última dictadura escudados por los tanques y los sables para reconvertir al país y devolverlo atado de pies y manos.

Deuda externa y derechos humanos son las caras A y B de un disco que se debe escuchar de los dos lados. No se explica una sin la otra. Por eso quiso la historia que justo cuando nuestro país libra una batalla definitoria contra las consecuencias del endeudamiento perpetrado durante la dictadura cívico-militar, irrumpa como un borbotón de vida Guido Montoya Carlotto para que la memoria del pueblo se vivifique y a más de un distraído le caigan varias fichas juntas que le hagan entender porqué curiosamente el gobierno que más hizo por el esclarecimiento de los crímenes perpetrados por el terrorismo de estado es a la vez el que cual quijote batalla contra un sistema de dominación con sede en Wall Street que apaña jurídicamente a esas malformaciones hediondas del capital financiero que son los fondos buitre.

Una pregunta se ha vuelto urgente:

¿Cómo llegó un bebe nacido en La Cacha, un centro clandestino de detención en las afueras de La Plata a una familia de humildes peones de un campo cercano a Olavarría?

Esperamos ansiosos la respuesta

16 comentarios:

Voces dijo...

El muchacho parece muy sanamente educado, para que querés esa respuesta?

Gerardo Fernández dijo...

No pregunto y ni siquiera abro un juicio de valor sobre la familia que lo crió. Lo que quiero saber es cómo llego hasta ellos el bebe.

Carlos G. dijo...

Es exactamente así, las violaciones a los derechos humanos, los asesinatos, las torturas, las desapariciones y la supresión de la identidad de los hijos de desaparecidos, son el complemento necesario e indispensable para el sobreendeudamiento, la resignación de la soberanía y la entrega de las empresas nacionales.
La aparición nada menos que del nieto de Estela, con todo el valor simbólico que tal circunstancia conlleva, es coherente con la actitud autonómica y soberana del gobierno frente a las pretensiones del imperio.

Largus dijo...

Alguien que inicie un juicio por calumnias al que escribió el post de este link:

http://lahistoriaargentinacompleta.blogspot.com.ar/2007/12/carlotto-no-es-abuela.html

Tenía ganas de escribir LTA, pero el autor no permite comentarios.
Perdón por lo burdo de mi comentario, pero llegué ahí googleando Guido Carlotto.

Largus dijo...

Con respecto a tu pregunta, es muy poco probable que un peón rural haya hecho contacto con oficiales del ejército para que le entreguen al niño. Pero quién sabe, los dueños del campo donde trabajaba este peón sepan algo... Sabemos también como se manejan los terratenientes con sus peones, ninguno puede contradecir al "patroncito"(igual lo que digo son solo puras especulaciones)

uno dijo...

Me sumo a la pregunta...

Carpe Diem dijo...

El dueño del campo era un tal Aguilar. A Guido, según testimonio,s se lo llevó de la maternidad "un civil". Podría ser él.
Por otra parte los Hurban no tienen otros hijos. Quizás en conocimiento de que no podían concebir, se los entregó "solucionándoles" un problema.
Por ahora, meras especulaciones.

Carlos Balmaceda dijo...

Es interesante pasearse por sitios como el de Seprin, para ver sus posteos desde ayer. La idea de que "Carlotto no es abuela" ha pegado fuerte en los foristas de Clarín y Perfil (con prudencia, LN cerró los comentarios, en previsión de las consabidas animaladas). Más allá de la barrabasada, poniéndonos en la cabeza de estos tipejos, significa que apostaron durante casi 40 años a la inexistencia del nieto, a una mujer que inició una búsqueda y fundó una organización, solo para su beneficio personal. Es insólito, es inverosímil, es ilógico, pero si lo piensan, se parece mucho a la lógica que manejan unos cuantos de los que por acá suelen aparecer. También dicen lo mismo de Bonafini, que sus hijos están vivos. El problema es que, como referentes, desnudaron la trama de impunidad que tendió la dictadura cívico militar. Con otras madres o abuelas, menos visibles, lo podían dejar pasar, pero no con ellas. Funciona para la deuda: la red de impuniddad, poder en manos de unos pocos financistas, complicidad con los buitres, megacanje, y, en general, la política de endeudamiento como política de sometimiento histórico, queda cada vez más al descubierto con la actitud argentina frente a los buitres. El presente ilumina al pasado.
Y los tipos no lo soportan.

Ricardo P. Natalucci dijo...


Siempre es interesante poder acceder a las diferentes versiones.

Ricardo Patricio Natalucci
DNI 8464942
Ex titular del sitio periodístico especializado indec.com.ar, censurado, clausurado y expropiado por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner

Javier Brier dijo...

Cuándo anuncian que la fiesta ya terminó?
O el plan es seguir viviendo de cotillones?
Saludos!

raul dijo...

Mensaje para Brier: ¡¡A comeeerla!!

hector dijo...

La respuesta es muy simple, si esta rescripto como hijo biológico de la señora que lo crio, hay una falsificación de documento publico.
En cambio si lo inscribieron como hijo adoptado, en ese caso tendria que tener dos partidos de nacimiento: una con el nombre de la medre sin el apellido, el nombre que la madre le quiso poner y la anotación marginal del jues y la otra con todos sus datos de filiacion, y los de los padres adoptivos y la orden del juez que esa partida es realmente la de ese chico.

Javier Brier dijo...

Se les fue la mano con el aumneto del gas. Avisen al INDEC que los números no cierran.
Acusen a Magneto y a Griesa.
Defiendan a Boudou y a Milani,
Gracias!

Ricardo P. Natalucci dijo...


SOBRE EL ARTÍCULO “GRIESA NO SE EXPLICA SIN GUIDO MONTOYA CARLOTTO”, DEL PERIODISTA GERARDO FERNÁNDEZ:

Los argumentos de quienes toman partido sistemáticamente a favor de un grupo o facción suelen ser débiles.

Por ejemplo no resisten la prueba de la inversión de roles.

Así, tampoco es desatinado imaginar a la presidenta de la nación, enviando Falcon verdes como esos, para perseguir a socialistas, ya que desde su posición capitalista fanática ayer nomás arengó al pueblo contra “la locura del socialismo”.

Así también cierto manejo de los derechos humanos y corrupción son las caras A y B de un disco que se debe escuchar de los dos lados.

Y podríamos titular “Sergio Schoklender no se explica sin Hebe de Bonafini”, “La persecución a Marcela y Felipe Noble Herrera no se explica sin Estela Carlotto y Eduardo Luis Duhalde”, “Cristóbal López, Lázaro Báez, Ricardo Jaime, y tantos otros no se explican sin los discursos progresistas de Néstor Kircher y Cristina Fernández de Kirchner”.

Al mismo tiempo, y como respuesta a la pregunta que se hace Gerardo Fernández sobre cómo ha llegado un bebé nacido en un centro clandestino de detención a una familia de humildes peones de campo, puedo decir que ese hecho no hace otra cosa que robustecer mi tesis de que lo que el kirchnerismo llama “campaña de robo de bebés” es en realidad, y como sostengo desde hace años, el lado más humano (en el buen sentido de la palabra humano) de la barbarie represiva.

(c)2014 Ricardo Patricio Natalucci
DNI 8464942
Ex titular del sitio periodístico especializado indec.com.ar, censurado, clausurado, y expropiado por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner

Javier dijo...

Este Nataluchi no es el que fue funcionario de la dictadura en el indec?

Politico Aficionado dijo...

Muy bueno Natalucci, ¿y ahora porqué no nos cuenta del lado humano y sensible de Heinrich Himmler?

Entrada destacada

LA FOTO QUE TANTO NOS GUSTÓ NOS TIENE QUE GUIAR