lunes, 2 de junio de 2014

Carlos Pagni - Arnaldo Bocco: dos miradas sobre el acuerdo con el Club de París


Mientras Carlos Pagni opera a favor del desastre desde la obvia tribuna de La Nacion, Arnaldo Bocco aporta una mirada diametralmente opuesta y cargada de argumentos. Acá va un extracto de su columna del sábado pasado en El Vermucito.

-------------------------

La deuda con el Club de París viene de fines de la década del cincuenta y se profundiza en los setenta. Recuerden que no es deuda del estado, es deuda privada que estatizó Cavallo. No es una deuda que tomó una provincia o el estado nacional, es deuda de comercio exterior de empresas privadas.

El Club de París cuando te sentás te pide el pago total. En 2008 si Argentina quería pagar, tenía que hacerlo de una sola vez los 6700 / 7000 millones de dólares. Cuando en esos años el país quiso pagar se encontró con que apareció la crisis de EEUU, de Lehman Brothers y del sistema financiero internacional y entonces era más conveniente guardar ese dinero para otra cosa, concretamente cumplir con la deuda que ya había renegociado Néstor Kirchner y dejar que corrieran los intereses. Pero los contratos que se están pagando ahora son de empresas privadas que luego de estatizaron por Domingo Cavallo cuando era presidente del BCRA en 1981, gobierno de Galtieri con Jorge Wehbe como ministro de economía y Carlos Melconián a  cargo del departamento Deuda Externa del Banco Central  que fue el que hizo todo el seguimiento de esas deudas y por eso no goza de prestigio dentro de la entidad.

Yo creo que éste es probablemente el acuerdo más soberano que la Argentina ha hecho en toda su historia en materia de deuda externa. Debemos recordar que nuestro país perdió en todas las negociaciones de este tipo durante su historia, desde los acuerdos con Inglaterra en el siglo XIX en adelante. En este acuerdo Argentina impuso condiciones: no pagar todo de una vez y el FMI fuera del acuerdo. En este caso Kiciloff puso condiciones muy duras. El mínimo que exigía el Club de París era 2.000 millones y después el 10% de las reservas y se cerró en 650 millones que se pagan en julio y 500 millones a pagar en mayo del año que viene. Paga 1050 millones contra los 2800 que se le pedían de una sola sentada.

Segundo gran avance, que ha merecido hasta comentarios de algunos economistas de la oposición que saben matemáticas: la tasa de interés de este desendeudamiento es del 3% anual, una tasa muy favorable porque hasta ahora todos los contratos pagaban una tasa del 7%. Es un gran paso y esto libera el reingreso de fondos tanto para inversiones como para comercio exterior.

Es impactante el nivel de esta negociación pero creo que esto es producto de dos situaciones concomitantes. Primero es que Argentina es un país grande, por eso fue invitado a los BRICS y segundo, Europa está muy debilitada y está necesitada de expandir su escenario de negocios fuera de su territorio porque se le hace muy difícil entrar por ejemplo a China o a Rusia o a la Europa Oriental que esta semana conformó la EuroAsia para competir con la Unión Europea. Necesitan crear mercados afuera y América latina es un ámbito específico. Ese debilitamiento incide en este acuerdo porque quieren invertir en Vaca Muerta, quieren exportar en el caso alemán una planta de energía nuclear para Argentina, quieren exportar aviones, trenes, bienes de capital para la industria alimenticia, en suma, Argentina fortaleció su posición a partir de la debilidad europea.

A la buena noticia de este acuerdo se suma la no menos importante invitación a participar en la reunión del BRICS, que es la reunión de las potencias emergentes. Y el tercer tema relevante es que éste es un acuerdo de pago, de voluntad explícita de pago con mecanismos, con garantías, con tasa de interés y con acuerdo firmado por 19 países (porque si no firman los 19 no hay acuerdo) y esto va a ser leído por la corte estadounidense en la última controversia que es la puja con los buitres. Creo que la corte va a terminar reconociendo estos antecedentes para evitarse el papelón mundial de mandar a la Argentina al default, ya que ante las muestras inequívocas de voluntad de pago del país, la corte de EEUU no puede pasar por alto este dato.

¿Y qué hubiera ocurrido si entraba el FMI? Que al día siguiente le pagaba los 9700 palos y pasaba a ser nuevamente acreedor de la Argentina, por eso algunos estúpidos de mi profesión, cuando dicen que hubiera sido importante que estuviera el fondo, en realidad lo que dicen es que querían que el fondo le pagara al Club de París para luego obligarnos a cambiar la política económica.

El viernes 30 de mayo, un fondo rotativo que tiene el Club de París ya estaba activo para iniciativas de inversión si la Argentina hubiera querido tomar. Si una pyme necesita adquirir una máquina de 300 mil dólares y se la vende Italia, el viernes ya estaba abierta la línea de crédito para concretar la operación.

AUDIO COMPLETO DE LA COLUMNA

11 comentarios:

Marcela dijo...

Clarísimo la nota de Bocco y me parece que se debería hacer hincapie en los medios amigos, de que la deuda era privada!!
Los temas económicos me resultan ríspidos, complejos, por lo que no sabía este importantísimo dato.
¿Se sabe el nombre de las empresas privadas que habían contraído la deuda?
Me parece un dato no menor difundirlas y que todos sepamos a qué empresarios, los argentinos estamos honrando esta deuda.
Es probable que se haya difundido esto, pero no lo leí en ningún lado.

GuillePromos dijo...

...y si no es legitima porque la pagan?...

BEsis...

Gerardo Fernández dijo...

¿Dónde dice que no es legítima?

Guille de Anillaco dijo...

"... Pero los contratos que se están pagando ahora son de empresas privadas que luego de estatizaron por Domingo Cavallo cuando era presidente del BCRA en 1981..."

Decime que es legitimo eso...

Besis...

Gerardo Fernández dijo...

Vos mismo transcribís el párrafo, está todo aclarado. Si te parece ilegítimo, allá vos.

Q dijo...

Guille ,la deuda es legal ,nos guste o no, si Alfonsin la hubiera denunciado otro seria el cantar, pero no lo hizo.

Guille de Anillaco dijo...

Gracias Q,

bueno, como alfosin y el congreso aprobaron el Punto final y Obediencia debida...'ta too bien, loco... veo que aceptaron gustosos y se quedaron de brazos cruzados...

Allá él, allá vos o allá quien sabe...

Guille de Anillaco dijo...

Gerard,

Esta todo bien...es que el cavallo de 80 no tenía abosultamente nada que ver con el Cavallo de la decada neoliberal de los 90...era otro...tenés razón...

Besis

Gerardo Fernández dijo...

A los efectos del sistema financiero internacional, la deuda de los privados argentinos reconocida por su estado es deuda del país. Y además este gobierno nunca repudió en los hechos la deuda, entendió que no había mejor camino que pagarla.

Guille de Anillaco dijo...

OK, Gerard...

pero me hubiera gustado que negociaran quita como al menos lo hicieron parcialmente en el 2005...

...además creo que hubiera sido una buena acción poner en evidencia quienes eran los deudores a quienes se les estatizó la deuda...

Saludos...

Gerardo Fernández dijo...

No son escenarios similares, de haber habido espacio se lo hubiera hecho.