miércoles, 21 de mayo de 2014

La operación Capdevila



En la operación Capdevila es impresionante analizar cómo merced a la instalación mediática de la aún no probada culpabilidad de Boudou en el caso Ciccone, los medios opositores trabajan dando por sentado que las amenazas que el ex funcionario dice haber recibido deberían provenir de sectores ligados al vicepresidente cuando en rigor su declaración de 2012 no hace más que favorecerlo. 

De un momento a otro este ex funcionario se transformó en un "testigo clave" cuando sus palabras ante el fiscal en marzo de 2012 no tuvieron ninguna repercusión, entre otras cosas por ser considerado "testigo de descargo" (En este link están las tres categorías de testigos: 1) de cargo 2) de descargo 3) inhabilitado) ya que beneficiaba al ex ministro de economía. Los entrevistadores se dirigen ahora Capdevila dando por hecho que su testimonio dice lo que en verdad no dice y que por eso recibió amenazas que lo habrían incitado a salir del país.

El desfile de Capdevila por los medios opositores nos trae a la memoria el film "Desde el jardín", aquél en que Peter Seller encarna a un jardinero de pensamientos muy acotados pero que de un día para otro pasa a ser considerado un genio. A partir de ahí, cada expresión obvia o hasta absurda que manifiesta es interpretada como un razonamiento sumamente complejo y eminente. En el caso de los medios opositores argentinos sucede en estas horas que como se da por sentado que Boudou es culpable toda información ligada al caso tiene esa sugestión como música de fondo y, por supuesto, toda respuesta de Capdevila es puesta en ese contexto, total, nadie chequea ni mucho menos lee los expedientes (Acá está su declaración ante el fiscal para los que quieran leerla)

El zócalo, como clima de época, genera las condiciones para que estas operaciones puedan realizarse con absoluta facilidad. No hay pruebas, sólo la palabra de una persona que dice recibir amenazas. A ello debemos sumar la emergencia de un fenómeno muy nuevo en el espectro de los medios opositores: las audiencias "militantes", dispuestas a tomar como verdades irrefutables las operaciones más burdas (como la supuesta "apretada" a periodistas del grupo por parte de Ricardo Echegaray en Brasil a fin del año pasado, de lo que aún estamos esperando las pruebas)

El zócalo, esa verdad impresa al pie de la pantalla basta y sobra como dato, pero hay algo más grave aún y es que nadie lee, total, no importa: si Clarín ya dictaminó que Boudou es culpable  ya está, no hay nada más que discutir. Sólo resta exigir que el vicepresidente vaya preso, aunque todavía ni siquiera haya sido indagado.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece que si no se hacía esta movida nunca se hubiera conocido masivamente la declaración que en sede judicial hizo Capdevila. Esta taba se da vuelta en 48 horas, y pondrá en ridículo nuevamente a los medios y a la oposición. Recuerdo la opereta que el gordo D´elía le diseñó a Lanata. A partir de ese programa el gordo se fue cayendo a pedazos. Me huele a eso. Hay veces que tenés que usar las mismas herramientas.

Nando Bonatto dijo...

La Yiya Murano,agrupación de periodistas especializada en la dosis de veneno diaria,integrada por la troupe de Lanata y demas ponzoñeros, tendran que inventar algo para no pasar un gran verano

Gustavo Marcelo Sala dijo...

Coincido con el anónimo de las 19.16 en parte a pesar de no tener elementos probatorios para sustentarlo. Pero si lo pensamos friamente y desde la lógica resulta ineludible la lectura de la declaración para saber de dónde pudieron provenir las amenazas. Esa lectura determina que el testigo claramente favorece la postura de la defensa.
No tengo razones para dudar de lo que dice Capdevila y que esa situación le provoca un lógico temor. Hoy todos los que están indagando u operando sobre el tema se están haciendo la misma pregunta. ¿Fuimos funcionales, nos apuramos, intentando operar contra Boudou terminamos beneficiándolo? Creo haber escuchado que ya el Gobierno se puso en contacto con él. Recordemos la suerte que corrió Jorge Julio López, testigo afín en una causa motorizada por el propio ejecutivo.
Convengamos que Capdevila no puede cambiar una declaración que hizo bajo juramento ya que estaría incurriendo en un delito, de modo que no tengo porque desconfiar que sus temores son ciertos y que alguien haya operadora para en definitva tratar de borrar a un testigo favorable a la defensa y de ese modo fogonear con un nuevo caso de inseguridad sobre un testigo de parte.
No me atrevo a pensar sobre una operación del ejecutivo. Trato de no intentar fumar bajo el agua.

Gustavo Marcelo Sala dijo...

Aclaración. Cuando nombro a Jorge Julio López me refiero a la utilización, al fogoneo mediático, tratando de paralelizar dos calles que ni siquiera están en el mismo barrio, tratando de instalar la idea que un testigo favorable al gobierno no tiene seguridad alguna.

claudio Maxl dijo...

Buenisimo lo d audiencia militante, los medios se transformaron en el partido politico del poder economico y sus consumidores en militantes del partido politico llamado "medios"

claudio Maxl dijo...

Termino d leer la testimomial y es demoledora la defensa al accionar d Amado, el gobierno no debe dejar pasar esta oportunidad para hacerla conocer masivamente x publicidad (preferentemente en el entretiempo de los partidos del mundial), si efectivamente amenazaron a Capdevila no existe duda kien es el autor: la persona q denuncio, imputo, proceso y condeno a Boudou, Magnetto.

Raul Quevedo dijo...

Tengo curiosidad por saber como van a sostener este andamiaje , porque en algún momento tiene que salir a luz la declaración como testigo de cargo o sea propuesto por la defensa