jueves, 31 de octubre de 2013

Manzano y Moreu ¿Te acordás hermano?




Rolando Graña los juntó para evocar aquellos primeros años de la democracia y  a los que nos gusta la rosca fue un momento de disfrute. No puedo dejar de manifestar que Manzano siempre me asombró por su inmensa habilidad y capacidad de comunicación. Lo recuerdo divirtiéndose y saliendo airoso del programa "Interpelación", que conducía Hugo Gambini, donde más de una vez se ponía en aprietos a los entrevistados.

Al respecto, Contradicto escribe en su blog algo con lo que coincido:

"Moreau vive en el mismo departamento en el que vivió toda su vida.

Manzano tiene inversiones petroleras, agropecuarias y es socio propietario del canal en el que le hacen el reportaje. No es santo de nuestra devoción, pero sabemos escuchar a los zorros viejos. Mira a los ojos al periodista, con parsimonia y firmeza cuyana, y le dice:

"Lo que preocupa y afecta en serio a los factores de poder, es un sistema de partidos fuerte"


8 comentarios:

Contradicto de San Telmo dijo...

Gracias, Gerardo. También actualizaré el blog.

Este verano estaría bueno que estos pibes, mientras el resto esperamos que llegue el fin de ciclo más largo y demorado de la historia, se escriban un libro en conjunto con las memorias.

Mamita!

Nando Bonatto dijo...

casi nunca lo veo a Graña,pero ayer haciendo zapping, quede clavado,

hector dijo...

Pensar que ahora la UCR esta en manos de Ricardito y Stolbizer. Leopoldo no es un genio, pero al lado de estos dos, es Gardel

Voces dijo...

La presencia de Moreau anoche en 6,7 y 8, me hizo ver con entusiasmo todo el programa, una gran clase política.

Anónimo dijo...

Uno ve este programa y se pregunta: ¿qué hacemos prestándole atención a los Lilita y a los Macri y a los…?. Hay que olvidarse todo lo posible de ellos, ¡se caen por su propio peso!

Creo (con perdón de los unos y de los otros, si les molesta mi opinión…) que es posible unir con un trazo estos últimos treinta años: Alfonsín-Néstor-Cristina. En ese trazo hay un país. El país, me atrevo a decir.

Es bueno recordar que a inicios de los ochenta el mundo de todos los días era otro muy diferente al actual. Es bueno recordar que en esos primeros años de democracia el poder militar y para-militar estaba intacto y operativo. Que había miedo de que otra vez se volviera a un golpe. Es bueno recordar que en aquella época el divorcio civil dividió a la sociedad en bandos enfervorizados. Que había hipótesis de conflicto por el Beagle con Chile. Que la sociedad no sabía cómo deglutir las fosas comunes que aparecían continuamente ni tampoco a la guerra de Malvinas. La culpa por no saber, por no haber visto ni escuchado. Que en esos años se forjó la leyenda de los chicos del secundario desaparecidos en La Plata por luchar por el boleto estudiantil… porque era lo único, creo, que la sociedad de ese momento podía aceptar. Era otro mundo por donde se lo mire. Si uno mira hacia atrás en retrospectiva puede entender el porqué de los grandes fracasos del alfonsinismo (La casa está en orden, las leyes de obediencia debida y punto final, el desastre económico final).

Vi un pograma en Encuentro sobre esos años. Es bueno recordar que también había otra cosa: movilizaciones masivas del peronismo y movilizaciones masivas del radicalismo. Ambos ocupaban la calle y lo hacían con todo.

No había caceroleros.

El radicalismo alfonsinista de los 80 tenía algunas ideas que son incompatibles con el kirchnerismo de esta década. Algunas. Otras, lo suficientemente similares como para suponer que si hoy existiera un radicalismo como aquel, habría buenas posibilidades de llevar adelante políticas de consenso entre el FPV y el radicalismo.

Hay dos cosas del hoy que me preocupan. Una de ellas es la ausencia de una oposición política que sea seria. La otra, la ausencia de un sindicalismo que tenga unidad y sea fuerte.

Se nos ha trivializado el mundo con tanta, pero con tanta banalidad… ¿Se nos trivializó el mundo, o hicimos/dejamos que se trivializara? Para enfrentar a los poderes fácticos se requiere hacer política en serio, no andar dando vueltas con si Pino anda del brazo o no con Lilita.

Bueno, eso es lo que me parece.

Saludos.
Esther

Flavia dijo...

Eesther, ese fue - y es- el trabajo de despolitización que se llevó a cabo y ahí se ve el éxito. Cualquier ramplún con buena imagen llega a la política y sólo gobiernan los equipos técnicos y los asesores. Por el otro lado, del de nos, la población de a pie, aborrecimos de lo sucio de la ´política y de sus ejecutores en función de una monserga asentada en "son todos corruptos".
Peor que ser corruptos es ser inútiles, ineficaces, fracasados, descerebrados que tiran cuatro ideas cool y asépticas que no escandalicen a las almas de cristal que somos los argentinos.

"Rosqueros" se necesitan más que nunca. Para terminar con este histeriqueo de niñas virgenes violadas que son nuestra sociedad política hoy en día.

Politico Aficionado dijo...

Muy buena esta conversación entre hombres que conocieron la cocina de la política desde adentro.

Lamentablemente me parece que ese mundo que recrean en el video ya se ha ido para no volver.

Anónimo dijo...

Ese que escribe que "Leopoldo es Gardel" comparado con Margarita es como los hinchas de River que "bancaban a Falcioni" en Boca. Obviamente que perdedores al mando del equipo rival. Moreau como candidato a presidente saco el porcentaje de votos mas bajo de la historia de la UCR. Aun con su pobre eleccion de la semana pasada, Margarita sola saco mas votos que este atorrante travestido ahora de kirchnerista. Si les gusta tanto Moreau llevenlo de candidato a presidente del Frente Para La Victoria, mentirosos.