miércoles, 1 de mayo de 2013

Tras las huellas de Macri y la puta oligarquía


Escribe el Gallego Fernández
Movimiento de Liberación Carlos Mugica

La acción represiva desplegada en el hospital Borda, las manifestaciones volcadas a los medios y la interpelación al ministro Montenegro; nos devuelve una certeza compartida por muchos compañeros, se trata de una acción premeditada.
Si analizamos los hechos desde nuestro marco ideológico, no tiene razonabilidad alguna la intervención policial dentro de un Hospital,la represión al personal y pacientes, y un ataque indiscriminado a la prensa y legisladores que se encontraban presentes. Todo ello, configura en nuestro imaginario político,una pérdida de consenso en la sociedad, un acto totalmente impolítico en un año electoral; hasta para quienes tienen valores y principios totalmente antagónicos a los nuestros.
Lo que no deja lugar a dudas de la premeditación, es que este accionar podría haber sido totalmente diferente, a) vallando la zona e impidiendo el contacto con el personal y pacientes, b) reprimiendo selectivamente a la prensa, que no es funcional al gobierno y operando en losmedios para establecer la mayor amplitud posible del cerco comunicacional, c) interviniendo funcionarios de primer nivel en el lugar, para responder a los legisladores presentes.  
En este razonamiento, no se puede imputar al negocio inmobiliario, esta modalidad represiva, ya que tenía numerosas alternativas de llevarlo adelante. Tan sólo a modo de ejemplo, podrían haber mostrado las instalaciones del nuevo taller protegido en varios medios comunicacionales asociados al gobierno de la ciudad, de manera anticipada a la intervención, y realizar esta con las alternativas que señalamos.
Fundado el carácter premeditado, el interrogante más importante a responder, es interpretar dentro de que estrategia y objetivos políticos se ubica este hecho. Sería muy infantil, considerar que fue resultado de la impericia o ineptitud; muy lejos de esto, están Duran Barba, el Mosad yla CIA.
Los compañeros, que sitúan los hechos dentro de una estrategia electoral, destinada a cooptar la demanda electoral, que promueve la mano dura, presentes en las manifestaciones contra el gobierno; no tiene demasiada consistencia. Macri, ha dado sobradas demostraciones de liderazgo sobre estos sectores. Lo más apropiado, sería explicar porque se arriesga a perder una parte importante del electorado que lo votó, y repudia este tipo de actos;considerar que el 50% de los porteños, celebra el hecho del Borda, está fuera de toda realidad.
La única explicación posible que encontramos, es que este procedimiento se enmarca en una estrategia global de desestabilización económica y política, cuyo sentido es construir en el tiempo una sensación generalizada de caos, similar a la de los últimos meses del 75; donde la mayoría de la sociedad no encuentre viabilidad a un proyecto popular y de mano dura para restablecer el orden.
En esta estrategia, no está ausente el núcleo duro del poder económico forzando una devaluación, desde un proceso inflacionario, lo cual tendría un impacto similar al Rodrigazo, y una respuesta de igual escala e intensidad en el Movimiento Obrero.
Era difícil observar que el atentado en noviembre del 73 a Hipólito Solari Irigoyen por parte de la triple A, se enmarcaba en un plan general, para resituar la oligarquía en el poder, lo evaluamos como una confrontación ideológica; transcurrido el tiempo y a la luz de los hechos posteriores, es innegable como la CIA, operaba a través de la P2 y creaba desde la triple A,las condiciones para el golpe de estado. Desde los reemplazos en la cúpula delas fuerzas armadas, las designaciones de Villar y Margaride y el cerco comunicacional impuesto sobre el modus operandi y articulaciones entre el poder económico, las fuerzas de seguridad y la estructura paramilitar.
Compartimos, que el hecho y las declaraciones posteriores del macrismo, están destinadas a mostrarse como una expresión, que no admite cuestionamiento al orden establecido desde las decisiones de estado,no para los consensos existentes en la mayoría de la sociedad; sino para los que piensan construir de cara al 2015.
Respetando el conjunto de análisis que puedan hacer los compañeros, lo que no podemos permitirnos, es la pasividad frente al tema y el intento de instalar la brutalidad de las democracias formales, ajustada a los intereses de los sectores dominantes.
Debemos lanzar una contraofensiva sobre estaestrategia, promoviendo un plebiscito sobre la revocatoria de mandato de Macri,(conforme a lo que establece el art. 67 de la Constitución de la Ciudad), exponiendo de cara a la sociedad, no sólo los motivos para votarla, sino evidenciando los intereses del gobierno de la ciudad como antagónicos a la mayoría de los porteños; y formulando los proyectos, que resuelvan las demandas populares existentes.
El destino colectivo como patria, es una tarea a forjar desde la actitud militante, no puede ser instrumento de la ambición de nadie, es imprescindible que nuestros legisladores, rechacen públicamente los acuerdos alcanzados con el PRO en noviembre pasado; y queden liberados de toda sospecha, para liderar un proceso de repudio generalizado hacia el gobierno dela ciudad. Persistir con responsabilizar a los votantes de Macri por sus decisiones, es negar lo político como instrumento de liberación y renunciar ala utopía, como acto de fe hacia nuestro pueblo.



3 comentarios:

Lapekenia LuLu dijo...

¿Y si simplemente fueran incapaces?

Politico Aficionado dijo...

Vale la pena señalar que hasta el gorila de Tenembaum se sintió compelido a denunciar en duros términos a la incalificable agresión perpetrada por la Policía Metropolitana contra los trabajadores de la salud, enfermos, legisladores, trabajadores de prensa que quisieron impedir la ilegal destrucción del Taller 19.

Vale la pena ver Palabras+palabras- del martes pasado.

ram dijo...

Si solamente fueran incapaces, no significa que dejarían de ser nazis, amantes del control social a palos, tampoco dejarían de ser mercachifles tratando de sacar las mejores tajadas.
Sí, serían la misma mierda que fueron, son y serán, además de incapaces, claro.

Entrada destacada

Reivindicación del Chango Farías Gómez