Ir al contenido principal

Los grandes diarios, la deuda externa y el gobierno de los trabajadores y el pueblo

Antes La Nacion o Clarín no publicaban ni a palos columnas de opinión de dirigentes de izquierda, ahora sí ¿Qué pasó? ¿Se radicalizaron? Nada de eso. Evolucionaron, comprobaron que lo que verdaderamente importa son las posibilidades concretas de acceder al poder, no qué se escriba. Hoy puede aparecer una nota firmada por cualquier dirigente de esos que dicen abogar por una transformación estructural de la sociedad en La Nacion, ponele, y es comprensible pues el diario entiende que todo lo que se oponga al populismo de Cristina habrá de ser oxigenado. 

La vieja teoría del mal mayor. 

La Nacion sabe que esos textos que terminan reclamando el "no pago de la deuda y un gobierno de los trabajadores" no alteran el estado de cosas pero, en una de esas sirven para que algún progresista que mira el fenómeno K desde la izquierda mude al revolucionarismo oral. Eso, solamente eso, faculta su publicación... 

Es Jorge Rial lanzando "Un milagro para Altamira"

Hasta hace poco decíamos que los extremos se tocan, ahora cambió. Uno usa al otro, bah, como siempre ¿no?

Comentarios

guillermo dijo…
Complicas innecesariamente la cosa. Cualquier diario que quiere ser serio, en cualquier lado que se considere serio, tiene su ideologia pero publica algunas cosas escritas desde otro punto de vista. Por lo que sea: escrupulosidad, punzar a los lectores y entretenerlos, o para evitar parecer un pasquin partidario, que hace perder ventas. Los medios argentinos copian otros. Se me ocurre que Clarin y La Nacion habran decidido hacer lo mismo que otros diarios en el mundo vienen haciendo desde hace decadas.
ram dijo…
Sí, Gerardo, haga el favor de no complicar las cosas, lalalanación es serio, nunca fue pasquín partidario y nunca lo será de nuevo - apenas un volante de propaganda con olor a bosta rural y saborcito a general, fundador y genocida.
Que ahora le preste un rinconcito al bravo comandante altamira/wermus es una muestra de su apertura, su amplitud y de la ya insoportable decadencia de sus escribas; no me va a decir que no emociona encontrar al "obrero" trosko en semejante honorable compañía, don estúpido majul, don delivery moralito solá, don procesado pañi, don geronte grondona, el pateador compulsivo de puertas obarrio... un absoluto orgullo para nuestro querido líder rebolú.
Vamos, confiese, ya sabemos que lo suyo es pura envidia K frente a los innegables triunfos de don champucito con gelblung altamira...
Ckeshu Sisa dijo…
los extremos no se tocan... mmm...pasa que el famoso "arco político" no es un arco, es un círculo... por eso mientras más al extremo te vayas, más cerca estás del opuesto...
Carlos dijo…
Qué bueno sería encontrar en los medios K alguna que otra opinión "disonante" o por lo menos no arrastradamente oficialista... un simulacro de debate aunque sea... en eso Clarín y La Nación van muy por delante... hasta parecen medios candidatos la Pulitzer.
Daniel dijo…
Clarin y Nación no tienen siquiera un simulacro de disimulo.
De qué "debate" en ellos estás hablando? En serio los leés? No jodás, por favor.

Entradas más populares de este blog

El Cadete es cosa sería, muy seria