viernes, 2 de noviembre de 2012

Los que se van en la abundancia del 54 %

Hay una creciente cantidad de posturas críticas de compañeros que están rompiendo con el cristinismo. Posturas que relatan lo que todos conocemos (porque todos sabemos un montón de cosas no de ahora, ni del año pasado, sino desde varios años atrás). Posturas que critican pero que no proponen nada nuevo (bah, los que seguimos bancando a Cristina tampoco proponemos mucho que digamos)

Es como que el 54 % engendró el fenómeno de los que abandonan el barco en medio de la abundancia, algo nuevo, en rigor, ya que lo conocido es irse en las derrotas graves. ¿No será que, en el fondo, hay compañeros que no pueden con su genio y terminan siendo presa del chiquitaje de las izquierdas analógicas que tanto se ha criticado desde el peronismo? ¿No pasará como con esas banditas de garage, que mientras tocan para 50 pibes del barrio son maravillosas pero el día que clavan un éxito en las radios pasan a ser parte "del sistema"?

Conozco varios que gozaban con Dolina cuando estaba en Radio El Mundo, allá por 1986, de 1 a 3 de la mañana. No faltaban una noche. Hasta que empezó a llenar el gimnasio del Sindicato del Seguro, hasta que empezó a gustarle a muchos y ya entonces dejó de ser lo que era. Conozco un coleccionista de Los Beatles que la primera vez que vino Paul, sacó la entrada más cara y terminó quedándose en su case el día del show porque iban a ir 50.000 personas y a esa altura, él sólo sería uno más en medio del tumulto...

Lo grande de hacer política de mayorías no debería ser alejarse en la supuesta bonanza sino quedarse para dar la pelea desde adentro. Lo grande debería ser madurar y entender que los procesos como el que vivimos son complejos, analizar que en una de esas estamos formateados para tirar piedras desde afuera y que el palacio nos genera rechazo. Asumir que las características de clase inciden y que esa misma composición social que condenó a las izquierdas clásicas a huir de la lucha por el poder también hace de las suyas en cierto tipo de militancia nacional y popular.

El día que los compañeros que se abren reconozcan que lo hacen porque están más cómodos siendo menos, porque les da más placer criticar desde afuera que asumir desde adentro lo fétido que es construir el cambio, ese día volveré a estar un poco más en paz. Mientras tanto, deberé soportar a cada rato el sabor amargo de ese jugo gástrico que me sube al leer algunas cosas de gente a la que respeto y que se fue sin que la echen a tabernas donde por ahora sólo se guitarrean cantitos oportunistas.

El día que no tengamos más lo que hoy tenemos nos vamos a lamentar. Yo sé que esto no es perfecto, bien que lo sé, pero también sé que no me queda más tiempo para construir algo distinto y que si no hago lo que tenga a mano para mejorar lo que hay estoy jugando para la contra. Quizá la mirada de compañeros con 20 años menos tenga más horizonte porque aún tienen mucho tiempo por delante.

Cada uno de los que no nos vamos compartimos el 90 % del diagnóstico sobre la interna, sobre "Unidos y Organizados", sobre todo. Pero hay formas y formas de pararse. La peor es irse, entre otras cosas porque se deja el lugar de combate y se le quita presión a ese que nos jode. Hay errores, obvio, ¡chocolate por la noticia! hay la tendencia a ocupar espacios con compañeros que no entienden nada del área pero "garantizan políticamente". Hay mucho de eso, ahora ¿Alguien me puede explicar cómo carajo se hace para ocupar los espacios cuando no se tienen cuadros técnicos? ¿Alguien me puede explicar cómo se forma un cuadro que, además de política tenga experiencia en la gestión del estado? Hay un momento de la contienda en que tenés que tomar el Estado y hacer como que sabés, hermano, porque esas con las condiciones que nos impuso la historia.

Es Néstor poniéndolo a Redrado en el Banco Central...

Y si los que están se equivocan, es cierto, es una joda, pero lo peor ahí es irse. Y es cierto que la máquina de reconocer aportes es la que peor le funciona al kirchnerismo, es cierto que hay mucha gente valiosa que no se la contempla, que torpemente se desaprovecha la grandiosa oportunidad de sumarla,  es verdad, pero mucho menos se la va a visualizar si esa gente se las toma.

El día que nos animemos a entrar al palacio y combatir ahí dentro seguramente daremos un paso de calidad en la construcción de un poder que sirva para hacer algo por los de abajo. Mientras tanto, mientras nos "de cosa" el poder, el palacio y los cargos, seguiremos yéndonos, seguiremos retrocediendo, seguiremos buscando la pureza donde no la hay.

Hay muchos que amagan con meterse hasta las verijas en el barro pero cuando llegan al borde del charco, se hacen los boludos y se van para el costadito.


32 comentarios:

Flavia dijo...

Por lo que vengo leyendo, hay entre los que se alejan, la sensación de no estar haciendo "la revolución", o también que querían un gobierno de la CGT.
Nada de un partido político gobernando sino el gobierno de los trabajadores.
También es cierta la tendencia a la dispersión en colectivos más pequeños, donde sienten que su voz es escuchada o porque no quieren ser parte de una masa política organizada partidariamente y no pueden brillar sus individualidades
También es legítimo. Pero lo veo como un problema de egos como en la oposición.

diego tirelli dijo...

Comparto el post y el comentario de Flavia. Lo mas triste es lo del "Gobierno de los trabajadores" cuando el peronismo nunca se planteó desde ese lugar.
Pero esa minoría intensa que es el kirchnerismo tambien se renueva y, como corresponde, el que se va sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen...... solo que a la cola. je!

eduardo dijo...

Gerardo no es un tema de cantidad, de que a alguien le guste ser una minoría. Yo siempre apoyé a este gobierno y lo volvería a votar pero desde que ganó las elecciones cada vez coincido menos con las medidas. La ley antiterrorista, la nueva ley de accidentes, tener de aliado a los gordos traidores del sindicalismo, la inflación altísima, etc. De proponer el reparto de las ganancias pasamos a atacar la supuesta industria del juicio.
Yo creo que para Cristina lo mejor que le puede pasar es sacarse a todos los alcahuetes de encima y escuchar a los que hacen observaciones con buena leche.
Saludos, Sting

Felipe dijo...

Eduardo,

la verdad que no te entiendo.
Desde que gano CFK promovio ni mas ni menos que :
* limitar el giro de utilidades
* reformar la carta organica del BCRA
* estatizar YPF
* el cepo al dolar

casi nada,

son medidas tremendas .. y si me apuras te diria que son mas radicales que las de antes.

Lo de la ART no sera una medida para tirar cohetes pero es una muy pequena mejora con respecto a lo que habia antes.
Ojo que a Peron los sindicatos le complicaron su final de mandato en los 50.
Todo bien con los aliados, pero hay que tenerlos domesticados

ram dijo...

Mi impresión es que adherir a este gobierno, este "modelo", no es gratis, en mi caso (y creo que es el de muchos) de movida implicó un irse, no hay mucho margen de quedarte quieto si hay quienes hacen lo que venís pensando que hay que hacer y tus supuestos compañeros se van para el otro lado.
Primera disyuntiva K, o te vas o sos un farsante. O Rivas o binner, digo, para esquivar ambigüedades.
Tampoco las adhesiones son inocentes ni, menos, uno es una virgencita inmaculada como para sorprenderse si las cosas son muy buenas, buenas, regulares y malas; la vida es así y, por suerte y porque la apuesta es grande, el kirchnerismo sigue vivo, a pesar de tantas ganas por verlo difunto.
Irse ahora, tá bien, puede ser pero, ¿adónde?, más atrás?, para qué?.
Claro, uno trae el pecado original del progre, no es peronista, no tiene escudito, marchita ni 20 verdades; los viejos no te quieren y los nuevos te descónfian, pero bueno, tampoco es cuestión de esperar un mauricio que te recicle y si de yapa los que conocés más vale perderlos que encontrarlos... mucho lío, mejor paciencia, alikal y seguir tratando de mirar un poquito más allá de la nariz, que hay futuro pero nadie dijo que era fácil.
Y si toca irse, que sea con discresión y sin bochinche de "viuda".

Barullo dijo...

Me comenta gente conocida (yo vivo en el interior y de eso no nos enteramos) que en los actos y en el partido, agrupaciones como La Cámpora tienen un dominio demasiado de caciques de demasiadas cosas. Un amigo fue invitado a un acto de Cristina como representante de empresarios, y fueron patoteados por la "barra brava" de La Cámpora a tal punto que tuvieron que irse para que no los cagaran a trompadas.

Barullo dijo...

Si, ram, pero es como decía hace un tiempo Dolina: al peronismo todos entran en silencio y se van a los gritos. Y esta cita me parece que es muy anterior al kirchnerismo.

Dr. Carlos A. Medina dijo...

Si, Barullo, a mí una amiga me cuenta que la Cámpora se come a los chicos crudos en las escuelas y que los adoctrinan, pero ellos no quieren, y les manadan la Afip a los padres, mi amiga tiene un amigo kiosquero que no puede vender Mantecol, lo tienen marcado, tremendo, se quiere ir, se quiere abrir, no dá más, está esperando el 8N para desahogarse.
Saludos.

Politico Aficionado dijo...

Decía el General algo como que lo que el hombre necesita el una causa noble para toda la vida.

Yo siento que aquí la tengo y aquí me quedo. Aunque vengan degollando.

Barullo dijo...

¿Por qué dudás de lo que digo? Este amigo al que le pasó eso, a pesar de ir invitado en representación de un empresario, es kirchnerista. A lo mejor ustedes están acostumbrados a ese trato, pero fue una agresión totalmente gratuita a alguien que estaba invitado al acto.

Barullo dijo...

Con "ustedes" me refiero a los habitantes de grandes ciudades o a los que van más asiduamente a actos. No a kirchneristas.

A.C.Sanín dijo...

Seguramente, Gerardo, vos percibís algo que a mí se me escapa. Lo que advierto sí es que, después del 54%, ingresamos todos (o casi todos) en la discusión de la “sintonía fina” y de sus alcances. Obviamente, hay quienes migran a alguna suerte de poskirchnerismo, le “pican el boleto” a Cristina y pasan del “apoyo crítico” a la oposición, más o menos disimulada.
Suscribo lo que decís: “El día que no tengamos más lo que hoy tenemos nos vamos a lamentar. Yo sé que esto no es perfecto, bien que lo sé, pero también sé que no me queda más tiempo para construir algo distinto y que si no hago lo que tenga a mano para mejorar lo que hay estoy jugando para la contra.” Así de simple.
Creo que es un signo de vitalidad que los blogueros K sigamos señalando aquello que nos preocupa, las fallas del “modelo”, las insuficiencias, los errores, los olvidos. Es decir, señalar las grietas, para contribuir a repararlas.

Alfre dijo...

Por ahí muchos van a parar a una preferencia política más o menos como van a parar a un primer enamoramiento: después de un tiempo se dan cuenta que la parte platónica del asunto era una ilusión que ponían ellos mismos, que no se trataba de que la mina era una diosa.

Lo que no me queda claro es, si se van, ¿adónde? Con los enamoramientos se empieza siempre de nuevo, con la misma o con otra, pero se empieza siempre de cero, no queda otra.

Pero un análisis medianamente desapasionado de una coyuntura política Real, no puede desembocar en esa lógica ahistórica del enamoramiento, del todo o nada: "hasta ayer era kirchnerista, como vi un informe que habla mal de la Cámpora, hoy me pinta Binner, ah no, ahora me entero que se hace el dolobu con los narcos, entonces voy a cacerolear el 8, uy, pero me parecieron medio fachos algunos, ahora me gusta el PO... "

De acuerdo con que la gente a la que te referirás vos Gerardo no es eso que parodio, que habrán acompañado años, etc. Pero, realmente, ¿adónde van cuando "se van"? ¿En serio van a algún lugar real, o quieren empezar el enamoramiento de cero en otro lado?

Si quieren les podría conceder a los críticos de este gobierno, que en términos absolutos -en la medida en que eso exista- este puede que sea un gobierno "mediocre": las más de las veces pareciera intentar hacer la plancha, de vez en cuando impulsa una medida importante, otras veces se equivoca, etc.

¿Pero que otra cosa hay alrededor? Y no digo sólo en Argentina. Si es por manejarse en términos absolutos, a la izquierda de este gobierno, pero de cualquier gobierno del mundo, hay miles de millones de personas. ¿Y? ¿Qué quiere decir eso, en proyectos políticos reales, viables? Los indignados españoles están años luz a la izquierda de todo el sistema político español: ¿y? ¿Adónde está el mérito?

Alfre dijo...

Y me sale enganchar con lo que comenté hace unos días: esta "lógica del enamoramiento" político, es impulsada, entre otras cosas, por la estrategia mediática 678ista.

Eso no funciona, o termina necesariamente mal en algún momento, si además de impulsar una pasión, no alimentás un análisis de las cosas "real". ¿Por qué no haber aprovechado todo este "nacrcoescándalo", por ejemplo para, en vez de (o además de) pegarle a Binner, analizar la problemática del negocio de las drogas a nivel mundial, p. ej? Tenés un montón de puntas que, si querés encima, también te pueden servir para traer diagonalmente agua para tu molino: lavado de dinero, causas sociales y culturales de la oferta y de la demanda, ¿cómo se trata el tema en el resto del mundo, existe una "fórmula" para combatir el narcotráfico? ¿cuál es el papel de las grandes potencias, más que nada EEUU en esto? etc, etc.

Pero no, peguémosle a Binner que con eso alcanza... Y es esto, combinado con la ausencia de aquello, lo que alimenta a los Lanatas y cacerolos.

Barullo dijo...

Si no me equivoco en quienes no quiere identificar Gerardo, uno anda promocionando mucho a Massa. De los otros dos que tengo en mente, no sé en qué andan. Creo que no sacaron del todo los pies del plato, pero por alguna razón no quieren quedar "pegados". Igual, comparto en que no sé a qué otro lado se podrían ir.

Comandante Cansado dijo...

¿Tantos blogueros que se van, Gerardo? Aparte de Ezequiel Meler (que se fue hace rato), ¿quién más?

Comandante Cansado dijo...

Omix nunca se definió como kirchnerista, Barullo.

guillermo daniel pucheta dijo...

Hay viejos/as que necesitan sentirse pendex...y con destino a esta última razón existencial (no importa su edad) en eterna búsqueda identitaria, apendejan sus cerebros "revolucionarios". En ese único fin y con pretexto de ser ellos mismos los únicos defensores de la inmaculada verdad, olvidan experiencias y desconocen históricas construcciones colectivas políticas y sociales. En rigor,no son nada mas que, lamentables y mezquinos hipócritas, negadores de la realidad.

Gerardo Fernández dijo...

La pregunta del Comandante Cansado me hizo revisar el texto y ver que en verdad me estoy refiriendo a compañeros que no necesariamente son blogueros, por eso acabo de corregir el primer párrafo del post.

Sirinivasa dijo...

Gerardo ponés en concisas palabras la sensación que vengo trayendo desde hace un buen rato.

A lo que señalás, enfatizará los que señala @Flavia en el primer comentario: egos, vanidades.

Conozco Compañerxs que en algún momento de su proceso de adhesión a este proyecto contrajeron la peligrosa enfermedad de la Importancia.

Entonces, anduvieron un buen tiempo convencidos de que ya, en cualquier momento, iban a ser convocados a alguna función acorde con la autopercepción de sus kilates, desde una candidatura a concejal, o una gerencia de organismo descentralizado, hasta dar cátedra en alguna "mesa chica".

Eso, además de respecto a la administración nacional, también lo he visto suceder al interior de organizaciones.

Por añadidura, comienza un tiempo transicional, y algunos pronostican a este barco como un Titanic, presumiendo erróneamente que si son los primeros en rajar a bordo de un bote salvavidas, serán recibidos como almirantes en la flota de reemplazo. Pero... la experiencia muestra que los que más valen son los últimos en abandonar e barco.

Scalabrini tiene algunas páginas luminosas sobre esta cuestión, y sobre las vanidades políticas que acompañan la adhesión a un proceso popular.

El despecho siembra de tinieblas el alma Gerardo, la rubia más linda tras la cual se aleteaba no les dió bola, o peor, los tomó de amigos nomás, entonces la empiezan a detestar.

Ricardo Moura dijo...

Concuerdo, digamos que bastante, con Gerardo, pero quisiera corregir un "detashe", que no por semántico deja de tener importancia política:
54% NO es "abundancia", sino apenas un poquito más de la mitad. Abundancia algo (o bastante) por encima de 60)
Creo que las visones trinfalistas/voluntaristas) NO ayudan.
54% quiere decir que hay que cuidarse muchísimo de no perder esa diferencia favorable, y, por el contrario, trabajar para aumentarla mucho —cosa que probablemente se hubiera logrado si la comunicación oficial no fuera lo que es.

HUINCA dijo...

Hola. Disiento con lo de "creciente", si se trata de que "haya cada vez más". Creo que las cosas serán como deban ser, y como han sido: todos los que se fueron BIEN IDOS ESTÁN. Miro a alberto F. a la Donda, etc... y deseo que se vayan todos los que aún estén como esos. Para mí, lo extraordinario de esta historia es que se hizo con los mimbres que había. Y que se va paso a paso. Todo lo que se hace "recién ahora" está claro que antes no se hubiera podido hacer, sino, mirá la 125. Schiaviu, Jaime,k etc... es lo que había. No hay conciencia de lo complerjo que es agarrar las riendas de un país, todas a la vez, y que no se te escapen. Néstor y critsina tuvieron y tienen el talento de ir jugando al TEG, y poner a los rivales en cola. Los que se van, no tienen excusas (digo, si se van enfrente): no podés decir que lo que se lleva avanzado se haya hecho por alguna ventaja "personal" para Cristina. Cristina no necesita nada de esto. A mi entender, estamos en un momento extraordinario, en el cual todo se visibiliza más y más.
Conozco, de mi época en el extranjero, personas que militaron por los DDHH durante décadas, y que no pudieron soportar "la pérdida de la exclusividad" que tenían. Pusieron en duda todo, y lo hacen hoy en día. Por ahi va la cosa
Abrazo

Daniel dijo...

Grandísimo post.

Desgraciadamente conozco a un par de esos, pero debo de reconocer que los puse de nuestro lado a fuerza de mucho, pero mucho debate y dale que te dale. No habrá sido ese el error? No será que muchas cosas que les explique podrían saberlas de indagar un poco en la generosidad de la web?
Tampoco se hasta que punto se fueron, ojo. Es mas, algunos dicen que siguen con una pata adentro.

John Cooke dijo...

Gerardo:; Me parece que tras el ideologema que algunos hacen personal existen diferencias políticas gigantes, y por qué no, elecciones legítimas. ¿Peronismo sin CGT, o con la CGT de la UOCRA? ¿La CTA colgada de una liana? Es normal que una alianza en descomposiciòn, como es la que había en 2010 y no hay ya en 2012, tenga efectos de fractura sobre todos los militantes en todos los campos, también en las dospuntocero.

Justamente después de semejante trastorno de lo que eramos, es que aparecen compañeros que no valoran lo que podemos seguir siendo. Fue un año difícil para esos compañeros, desde la ley antiterrorista, el convenio con Monsanto, el engendro de la UIA, la fractura con las orgas populares, etc. Lo difìcil seria que nadie se vaya en condiciones tales.

Habrá que seguir sin ellos, aunque muchos eran màs valiosos que la feria de vanidades que leo entre los blogs oficialistas hoy por hoy.

Cordiales

John Cooke dijo...

Comandante: Manolo, Luciano, Abel, Meler, OMIX, siempre se definieron como peronistas, como decìs vos. Los que hablan del enamoramiento o del despecho hacen afectivo un vìnculo que para los más viejitos (yo ya voy cerca de los 70) era primero que nada lògico. Esta pelìcula ya la vi, por lo menos, dos veces.
Saludos,
AP.

JP dijo...

Lo que pasa es que, por una lado, están el oportunismo y la cobardía (que existen siempre) de los que huyen porque ven complicaciones serias a mediano plazo, (como el tema de la sucesión presidencial),mientras que por otro lado está el hecho de pretender que en política nunca te vas a tragar un sapo (cuando la mayoría de las veces es que te la pasás deglutiendo sapos). A eso sumale la desastrosa política comunicacional que se sigue implementando desde el gobierno nacional (en parte porque no se dispone de la cantidad de medios suficientes como para contrarrestar el poder de formación de "sentido común" de que disponen los multimedios hegemónicos, y en parte por errores propios del gobierno que no halla la forma de poder expresar políticas que son excelentes pero que no basta con aplicarlas sino que ademas hay que saberlas explicar y difundir ampliamente : como por ej. la reforma de la Carta Orgánica del Central o el intento de pesificar la economía en su totalidad, etc).
Yo personalmente, no me voy a rajar a ningún otro espacio político por varias razones. Como peronista que soy, respeto las jerarquías y la organización (porque eso es lo único que, como decía Perón, puede subsistir al paso del tiempo).
A pesar de los errores que hayan podido cometerse, este y los dos gobiernos anteriores fueron los mejores de los últimos 55 años.
Los que se perfilan como posibles sucesores con mayores chances (Scioli y Massa) no me convencen de que vayan a seguir exactamente el mismo rumbo adoptado desde el 2003 hasta ahora, pero en comparación con las otras opciones (Binner o Macri) por lo menos hacen que no los descarte en caso de que Cristina no pueda imponer a su sucesor (como lo hizo Lula en Brasil). De última, aunque Scioli o Massa sean el proximo presidente, tengo la fuerte convicción de que lo peor que podríamos hacer los sectores que conformamos el kirchnerismo es abandonar el paraguas del PJ y seguir por fuera de él (porque creo que eso nos restaría muchísima fuerza y la posibilidad de retornar al poder con un candidato que se sea lo mas cercano posible al proyecto de país que fueron delineando NK y CFK). Es imposible, según mi óptica, poder llegar al poder y mantenerse en él para gobernar en beneficio de las mayorías sin la estructura y el acompañamiento del peronismo (esto lo vieron tanto CFK como NK y por eso hicieron las alianzas que hicieron). A partir de allí se pueden sumar muchos sectores (como los que hoy ya están en el kirchnerismo) y hacer sus aportes valiosos y ocupar cargos de importancia pero sin perder de vista que hasta ahora solo la estructura y la forma de ejercer el poder propias del peronismo verdadero (no el de los traidores de los 90), han sido las mas aptas para gobernar la Argentina.

Ricardo dijo...

Gerardo: me parece que se puede seguir apoyando este proyecto y, a la vez, realizar algunas críticas. Y eso no significa romper o someterse a la agenda opositora. Menos aún cuando las críticas son puntuales y fundamentadas.

No creo tampoco que en todos los casos se traten de compañeros que "rompen", porque eso pone la responsabilidad de un solo lado. Justamente el 54% determinó cambios en el escenario y dinámica que de alguna manera explican las distintas posturas. Creo que todos podemos estar de acuerdo con que luego de octubre es el peronismo el único actor institucional realmente existente. Seguir criticando entonces a una oposición sin representatividad, y probadamente estúpida e inútil, es un ejercicio fatuo. Además, como decía antes, poner toda la responsabilidad de un lado y decir que algunos "rompen“ es algo que yo no podría hacer, cuando tenes ejemplos claros de que alguna responsabilidad del otro lado también hay. Para ejemplos aquella frase de que quien no está en Unidos y Organizados no es kirchnerista o el artículo de Brienza que habló de "control de calidad ideológica".

Me siento identificado con algo de lo dicho por Barullo (¿cual es la necesidad del maltrato y más a uno propio), Sanín y JP (una ruptura entre los sectores progresistas y peronistas sería un grave error histórico).

Saludos.

olga dijo...

5Gerardo y gente,qué tendría que haber hecho Cristina entonces? irse a la m....y arreglense.De memoria ante los reproches de Feimann al flaco,éste le contesta " a veces tenés que meter las mano en el barro"creo,mas o menos.
Si miro la cara y el saludo de Macri en Lanús me quedo bien quietita(pensando,estudiando y disfrutando este momento único)y bien contenta.
Y soy de las viejas pende que se actualiza con todo lo que significa, ponerse a altura de tecnologías,sistemas de comunicación nuevos.Mi nieto me enseñó rudimentos,pero soy yo la que busca publicaciones de otros países y las leo.Todo el tiempo,no me miro la pelusa de las tetas caídas.No ofendan ché!!

GR dijo...

Gerardo, el diagnóstico no me parece correcto. Es innegable que el gobierno ha cambiado su rumbo desde octubre de 2011 y ha virado hacia el ajuste de una manera encubierta. Se frenó el crecimiento del PBI mediante una caída fenomenal de la inversión a partir del cepo al dólar, lejos de combatir la inflación se permite su avance en detrimento de los perceptores de transferencias estatales que, como mucho, se actualizan un 25% y recuperan el poder adquisitivo del año anterior.

Me parece que a este segundo mandato le falta la iniciativa del primero. Luego de la 125, no se volvieron a tocar ciertos temas, como la renta minera o financiera, quizás por miedo, quizás por conveniencia. No actualizar el mínimo de ganancias me parece otro error craso, en especial si se requiere del apoyo de la clase media en las elecciones de 2013.

Puede ser que algunos se hayan ido por razones que rayan el esnobismo, pero otros se cansaron de una gestión que se tornó muy potente desde lo discursivo y mucho más tímida desde los hechos.

Encuentro Latinoamericano dijo...

Gerardo: yo te diría que simplemente no te preocupes. ¿Sabés cuántos escuché decir que votaron a Cristina Kirchner en 2007 y después la puteaban con las mayores groserías que se te puedan ocurrir? Son cosas que pasan, no te guíes por el microclima personal, nuestra estadística individual es menos representativa que Management & Fit (mas allá de la joda, es en serio).

Si bien estoy de acuerdo con la gran mayoría y con la línea que sigue el gobierno, yo no estoy de acuerdo con todas las medidas que toma, como nunca lo estuve. Y eso no quiere decir que yo tenga razón. Es cierto que he leído a algún que otro bloguero/a decir que, básicamente, si le dan la presidencia el/ella transformaría al país de Burkina Faso a Finlandia, pero eso es ni mas ni menos que la confirmación del tremendo ego que tienen las personas, algunos realmente se sienten iluminados y tampoco está mal, es problema de cada uno. Digamos, cuándo el 54% de los argentinos pone a alguien en el gobierno que encima ya gobernó otros cuatro años y vos te crees que le vas a dar lecciones de como gobernar, estás un tanto confundido, pero de nuevo, cada uno sabe lo que dice y debe hacerse cargo de lo que escribe.

También he leído en blogs, en el escaso tiempo que tengo, críticas interesantes que no siempre comparto, pero interesantes desde el oficialismo como las del compañero Ricardo. Y eso también está bien, el debate puertas adentro del oficialismo es necesario, nosotros no vamos a cambiar el éxito de la gestión de gobierno desde los blogs, el impacto bloguero sigue siendo muy marginal en la sociedad, por no decir nulo. Pero que discutamos entre nosotros si estamos o no de acuerdo con algo es bueno, porque para eso se discute política.

Creo que no hay que dar mas por el pito de lo que el pito vale, no te preocupes demasiado Gerardo, esta película es el 10% de lo que fué la del 2008, y mirá como terminó. Falta mucho, hay que tranquilizarse, que griten giladas los cacerolos y que se vayan los que quieren y vengan los que lo deseen.
Igual, el 54% se sacó por las medidas de gobierno en general, la marcha positiva de la economía en un mundo convulsionado, etc, la "minoría intensa" es importante, pero no decisiva. Nosotros somos un porcentaje muy menor de la sociedad argentina, el 54% es mucho mas volátil que nosotros, y no está mal después de todo.

Fuera de eso, me parece interesante rescatar dos cosas de los comentarios:

1- Dijo JP: "De última, aunque Scioli o Massa sean el proximo presidente, tengo la fuerte convicción de que lo peor que podríamos hacer los sectores que conformamos el kirchnerismo es abandonar el paraguas del PJ y seguir por fuera de él"
Notable. Es mas, yo creo que si tenemos alguna intención de que no vengan a destruír todo con un Capriles local, necesitamos agarrarlo a Scioli de los dos brazos, con chiste negro incluido.
Esto sí da para un debate: ¿cuántos se mantendrían adentro si gana una interna un Massa o un Scioli?

2- A Ricardo y a Barullo: muchachos, los boludos y los alcahuetes son mas viejos que el agua. Siempre hay nabos, creer que el oficialismo equivale a dos patoteros que se creen (quizá) que ser kirchnerista es eso... esas cosas son inevitables. Tanto como comerte una Felisa Micheli o un Jaime, que de última es mas grave.

Salutes.

Barullo dijo...

Encuentro Latinoamericano:

Gracias por la respuesta a mi primera inquietud. Me resulta mucho más esclarecedora y útil que algún chicaneo anterior. Me doy por respondido en mi inquietud.

Barullo dijo...

Olga: si todavía estás por acá, me gustaría preguntarte por "El resto es ruido", si se puede volver a entrar al blog. Saludos.

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta