viernes, 12 de octubre de 2012

La verdadera "cuestión de fondo" de Clarín




Clarín argumenta que hasta tanto no se resuelva la “cuestión de fondo” el gobierno no puede seguir avanzando en la aplicación plena de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Dicha resolución llegará cuando el juzgado Nº 1 sea ocupado por un juez titular que tome la demanda de Clarín sobre la presunta inconstitucionalidad del Art 161 de la ley sancionada hace tres años y emita el fallo respectivo. Existe, por cierto, la posibilidad que algún juez subrogante (suplente) se expida, pero es algo que aparece como demasiado aventurado.


Es aquí donde empieza a tener sentido el bloqueo al nombramiento de nuevos jueces que sectores de la oposición y de los abogados están llevando a cabo en el Consejo de la Magistratura. Mientras los juzgados que hoy están vacantes sigan en esa condición, seguirá sin juez titular el juzgado Nº 1, donde está radicada la demanda de Clarín, y por ende, seguirá sin resolverse esta cuestión, con lo que el grupo seguirá ganando tiempo, algo que en realidad constituye su estrategia, su verdadera “cuestión de fondo”.


Es que en realidad es muy difícil que un juez pueda entender que la adecuación a la ley de medios –conocida popularmente como desinversión- pueda lesionar derechos constitucionales como la libertad de expresión. De ahí que el objetivo de Clarín ha sido desde 2009 ganar tiempo y retrasar en todo lo posible la aplicación plena de la ley 26.522 porque sabe que su demanda de inconstitucionalidad tiene escasas posibilidades de prosperar.

Completo acá
.

2 comentarios:

Daniel dijo...

Y si pasa y pasa el tiempo sin que llegue un juez titular a funciones, se pasa de largo el 7 de diciembre así como así?

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Es que la cuestión está ahí Daniel: si antes del 7 D no logran poner un juez ante el que plantear una nueva cautelar, o que falle en contra de la constitucionalidad de los artículos 45 y 161 de la ley, están al horno y deben empezar a desinvertir. Por el contrario, si ponen un juez que antes del 7 D diga que tienen razón ellos, aunque el Estado apele el fallo en primera instancia el recurso del Estado no tiene efecto suspensivo del fallo, o sea que la ley (en ese caso y en esos puntos) para Clarín seguiría inaplicable, hasta que ese fallo sea revocado por una instancia superior. De allí el apuro por lo del juzgado, y las trabas en el Consejo de la Magistratura para que no se nombre juez: si se nombra uno que falla a favor del gobierno (incluso antes del 7 D) es al revés, ahí el recurso de Clarín contra ese fallo no pararía la obligación de desinvertir.

Entrada destacada

LA FOTO QUE TANTO NOS GUSTÓ NOS TIENE QUE GUIAR