Ir al contenido principal

"Nos hemos enterado en las últimas horas"


Hoy a la mañana iba derivando -y porqué no delirando- de cajero en cajero buscando un mísero billete, casi al borde de un ataque de abstinencia ya que donde me venden mi yerba progresista no tienen débito y la sola posibilidad de tener que llegar al lunes con algún muleto yerbateril me atormentaba. En un momento, escucho la radio de un auto donde una voz opositora (creo que era Patricia Bullrich) decía "nos hemos enterado en las últimas horas" bla bla bla... instantáneamente me puse a enumerar la cantidad de veces que hemos escuchado esa frase en boca de los hombres y mujeres de las diversas fuerzas de oposición y la significación que estas palabras tienen en tanto describen una postura de lejanía y escaso vínculo con el oficialismo, algo que en suma significa que no cumplen su rol porque un opositor hecho y derecho nunca se entera de tal o cual medida. Un opositor que se precie maneja información, está en la cocina, un opositor de verdad sabe, nunca puede "enterarse", el que se entera es el cónyuge engañado, el ciudadano de a pie que mira el noticiero.

Acá llegamos a un punto tal de enajenación que los diputados opositores se enteran de la mayoría de las cosas a través de los periodistas parlamentarios. He aquí el punto máximo de desconexión y gran parte de esta responsabilidad la tienen quienes instrumentaron el tristemente célebre "Grupo A", expresión suprapolítica que tuvo como objetivo estratégico la conducción de un gobierno paralelo instalado en el Congreso nacional luego de las elecciones de renovación legislativa de 2009.

Cuando dicen "nos hemos enterado en las últimas horas de tal o cual medida o disposición" queda demostrado que no tienen un diálogo mínimo, que no están en la cocina de los temas, que son convidados de piedra. De ahí que uno de los desafíos que tenemos por delante es reconstituir los canales de diálogo con las diversas expresiones opositoras y creo que en esto la principal responsabilidad la tendrá el kirchnerismo, que deberá armarse de paciencia para diferenciar dentro del espacio opositor a los sectores que tienen una actitud madura, en buena medida autónoma de las grandes corporaciones, y darse una política diferencial hacia ellos, una política, en definitiva, porque a los otros, a los que siguen enganchados en la oposición a como dé lugar de todo lo que se haga, a ellos sólo hay que ponerlos en caja ganándoles cada una de las votaciones que sean necesarias.

Entre las muchas tareas de las que tendrá por delante el FPV estará la de no dejarse llevar por el revanchismo e impedir que los halcones triunfen y también la de crear las condiciones para que aquellos sectores de la oposición autónomos y no dispuestos a seguir arriando banderas puedan desarrollarse. Cuando una fuerza tiene proyecto, y es mayoritaria en cantidad pero también en calidad debe utilizar esa fuerza de persuasión para indicarle el camino a los que piensan distinto pero quieren seguir jugando en el campo de la política.

Que así sea.
.

Comentarios

diego tirelli dijo…
Me parece que a eso apuntó Cristina cuando haló de los que votaron la ley de Servicios de Comunicacion Audiovisual "a pesar de las presiones".

Interesante post
rinconete dijo…
¨también la de crear las condiciones para que aquellos sectores de la oposición autónomos y no dispuestos a seguir arriando banderas puedan desarrollarse.¨

Creo que esa es tarea de la oposición ¨autónoma¨.
Depende de esta decidir si va a transitar por el camino inofensivo hacia las corporaciones de un Lozano o si va a apoyar aquellas iniciativas que forman parte de su agenda por más que eso la condene a no frecuentar TN.

Es una decisión política de la oposición. Por mi parte espero que el gobierno siga profundizando lo que viene haciendo y aún más.

Un abrazo,
r.
El Confiado dijo…
Excelente post Gerardo, muy reflexivo y cierto.

Saludos!

Guido
misterzeta dijo…
Por otro lado pensaba si algún opositor serio el día de hoy después del discurso en vez de salir a cacarear que no dijo esto o lo otro que dijo es cualquiera, digo si en vez de decir todas esas pavadas que nos tienen acostumbrados, sale y diría algo así: la verdad el discurso estuvo bien, en muchas cosas no estamos de acuerdo pero hoy es un día de fiesta y esas diferencias las discutiremos a partir del lunes en el congreso.
Digo si alguno dice algo como eso, no serían un poco más creíbles, no serían más auténticos, a lo mejor hay alguno que lo dice y puede que no sea noticia eso, es otra posibilidad, pero los que salen inmediatamente y empiezan a cacarear no se dieron cuenta que es hora de cambiar un poquito que no los vota nadie.

Ahora lo realmente importante, cual es esa yerba y donde la comprás, a veces voy al mercado de palermo viejo pero me queda lejos y me da fiaca,
largá el dato porfa.

Saludos y vamos por 4 años más!!!
Daniel dijo…
Me encantó como arrancaste, tipo Tato Bores, jaja.
Pero cuando escribiste esta ya te habrías tomado unos buenos amargos, porque estuviste inspirado.
Selente!
Ricardo dijo…
En el sentido de lo que decís, fue muy buena la mención de Cristina para las fuerzas opositoras que votaron la Ley de SCA "y no se levantaron".
Cada vez más triste, a la distancia, el papel del radicalismo en ese momento.

Saludos.
HUINCA dijo…
Yo creo que sí Don Gerardo, creo que la pauta la marcó la presi mencionando a los que apoyaron la Ley de Medios. Igual ¿qué necesidá de andar mentando a la Bulrish a esta hora de un domingo? (Que por cierto, me parece que es a la que mentó la presi con lo del bloque unipewrsonal...)Uno también tiene que tomar mate, viejo...
Abrazo a usté y a todos! Qué momento feliz!!!
ricardo j. m. dijo…
me dijeron que te diga.
comparto plenamente tu pensamiento, es hora de separar la paja del trigoa, y darse una actitud piola para aquellos opositores con los cuales se pueda consensuar ejes principales...la Presidenta lo ejemplificó, y luego reafirmó que es la Presidenta de 40 millones de argentinos...
hector dijo…
Gerardo, la participación de la oposición en el poder (porque eso es lo que reclaman) no es una gracia que concede el gobierno, es el resultado del juego político entre gobierno y oposición, las urnas son las que marcan las distintas intensidades de participación de las fuerzas políticas en el reparto del poder. Esa participación no se pide, se exige, pero hay que tener con que exigir. Frente a un 54,11% no son muchos los que tiene legitimidad como opositores.
La buena educación no puede conceder lo que las urnas no conceden. A una diputada que bajo de casi el 20% a solo el 3%, no le queda más remedio que “enterarse”, en los términos del marido engañado (ultimo). La constitución en las cámaras, de bloques unipersonal, o minorías muy selectas, tiene el precio de una fuerte merma en la participación de la información

Entradas más populares de este blog

El Cadete es cosa sería, muy seria