lunes, 29 de agosto de 2011

El Vermucito del Domingo | 28 de agosto

En la emisión de ayer discutimos mucho las operaciones de los medios y la oposición sobre el sistema electoral, boleta única, etc. Homenajeamos al Chango Farías Gómez, conversamos con la candidata a diputada por el FPV porteño Mara Brawer y recibimos en el piso al presidente del Comité Capital del Partido Intransigente, Julio Guarido




.

10 comentarios:

hector felix dijo...

Gerardo,lo del ABL tiene sus bemoles,si los diputados de la boleta
de Filmus, durante la campaña se opusieron al aumento de ABL, no pueden convalidar el aumento porque sea barato o el que lo propone sea el Sr. Macri.

hector felix dijo...

Gerardo, los progresistas tienen siempre pronta la "autocritica". Que nos queres hacer creer, que el gobierno nacional es insensible a las inquietudes sociales de Macri, Macri lo unico que quiere es que Cristina le entregue la guita y se retire de la ciudad. Por favor critica a quien corresponde se lo critique, no hagas autocritias que no corresponden.

Gerardo Fernández dijo...

Héctor Felix: No te quiero hacer creer nada, simplemente sostengo que la política del gobierno nacional hacia el gobierno de la ciudad ha sido equivocada.

hector felix dijo...

Gerardo, las equivocaciones políticas del gobierno nacional para con el de la CABA, no van en el sentido que vos lo queres presentar.
El gobierno nacional no puede ser amigable con Macri, porque el no quiere que lo sea, se cuida muy bien de abortar toda posibilidad de acercamiento, como hacen todos los demás gobernadores ante la posibilidad de conseguir algún beneficio para su jurisdic-ción.
Para el señor Macri las obras de la ciudad, los trabajos del Riachuelo son un buen ejemplo, no están en primer lugar de su agenda, la prioridad absoluta la tiene su necesidad de que la estructura de poder del pais, lo perciba como el principal opositor al gobierno nacional.
Para el cumplimiento de ese objetivo el sacrifica todo, incluido el bienestar de los habitantes de la ciudad, cosa que le resulta gratis, ya que los que se beneficiarían con las obras financiadas por el gobierno nacional, generalmente no son sus votantes.
Macri sabe, por la empatía que hay entre el y sus votantes de CABA, de la necesidad tilinga que los porteños tienen de diferenciarse del resto de los votantes del país.
Mientras el con el enfrentamiento al gobierno le permita a los media clase de CABA pensarse como diferente, estos le conceden la tranquilidad política necesaria para construir esa imagen de opositor en jefe que anda buscando.
Otro ejemplo es el remanido ejemplo del Indo americano, cuantas viviendas populares le podría haber sacado Macri al gobierno nacional, con solo abandonar por un rato ese absurdo rol de empacado jefe de la oposición que privilegio, para terminar retirándose de la negociación.

Gerardo Fernández dijo...

héctor félix: No te quepa ninguna duda que en conflictos como por ej el del Indoamericano y en errores como el de retirar sin previo aviso la Policía Federal de la custodia de establecimientos educativos hay muchas explicaciones a la ponchada de votos en contra que recibimos (Cristina, incluso, sacó los mismos votos el 14 de agosto que Filmus en 1ra vuelta: 30 contra 28%)
Mientras sigamos con las anteojeras, sin observar estas evidencias, seguiremos en el llano, pajeándonos con que "Los porteños son gorilas"
Prefiero pensar distinto.

hector felix dijo...

Cristina Fernández y Mauricio Macri, no son adversarios políticos, son enemigos políticos, ambo intentan imponer sus criterios, a cara de perro, para poder consolidad sus respectivos proyectos necesitan la neutralización política del otro. No hay espacio para una convivencia.
Eso hace que sea más que difícil negociar algún entendimiento que distienda la relación.
Y si a eso le sumamos que la CABA siempre fue mayoritariamente antiperonista, en 1973 Perón arraso en todo el país, obtuvo la mayor cantidad de votos jamás obtenidos por candidato presidencial alguno (+/- 60%), sin embargo en la CABA perdió.
Eso significa que en la Ciudad de Bs.As. hay un núcleo duro de enemigos de los gobiernos populares, ese núcleo que le sirve a Macri para construir su base política, lo obliga a tensar permanentemente su discurso para mantener esas adhesiones y a su vez ellos utilizan la figura de Macri para hacerse políticamente visibles.
Yo no comparto ese concepto de que, siempre es posible acordar con el adversario,
Pero además, es necesario que no confundamos a nuestros enemigos con nuestros adversarios, el toma y daca de la política solo es posible con el adversario,
Con los enemigos ese espacio en el que interactuamos con el adversario, desaparece, porque el enemigo visualiza nuestra presencia como una imposibilidad de su propia realización.
Macri y nosotros, somos enemigos, no adversarios, por que ambos aspiramos a lo mismo, ser el peronismo real, el actual, el peronismo del siglo XXI
Por ese motivo a los progresistas, que no les interesa ser el peronismo real y cuyo interés en el peronismo es solamente coyuntural, porque lo consideran un fenómeno social que tiene que ir tendiendo a desaparecer, para permitirle a la sociedad acceder a una etapa superior de gobierno popular.
Esa pretensión de reducir al peronismo a un progresismo masivo, negándole su condición de verdadera locomotora del preseco político de transformación que encabeza la presidente CFK, es lo que nos diferencia.
Nosotros no hacemos autocrítica posterior, desarrollamos, previamente, la lucha política interna, lo que torna totalmente fuera de lugar cualquier proceso de autocrítica, ya que con ese sistema nuestras ideas son sabidas de antemano, independientemente del éxito o fracaso de nuestro accionar.
La conducción verticalista del peronismo es también lo que torna innecesario el proceso de “autocrítica”, tan afín a los partidos de izquierda.
El líder asume toda la responsabilidad del proceso y paga los costos políticos, si los hubiera, el resto del movimiento se encolumna detrás de un nuevo líder, eso es así, que yo me acuerde, desde 1955 hasta la fecha.
Ahí esta también un poco el secreto de su permanente masividad, ya que no solo recibe a los nuevos militantes, como ahora, sino que también cobija en su seno los militantes ya fogueados en múltiples experiencias.
Saludos.-

Gerardo Fernández dijo...

hector félix: Las diferencias contigo no pasan por peronismo o progresismo, sino por tu muy precaria forma de relacionamiento con la política, está muy claro. En tu concepción fanática no existe la negociación ni la evaluación crítica de posibles errores ¿sabés porqué? porque es un razonamiento pre político, es un barrabravrismo conceptual del que inocententemenete estás creído que es peronismo. No ofendas al peronismo con nociones tan obtusas, por favor y no futbolices la política si querés aportar a algún debate.

hector felix dijo...

Gerardo, Se ve que nuestras diferencias son culturales, con el agravante de que desde una concepción fanática y futbolera como la mía pretendo participar del debate entre esclarecidos políticologos, que han pasado en su momento por la izquierda argentina.
Al sonsonete de la “autocrítica” en tu ultima, los has cambiado por la “evaluación critica” creo que el Frente para la Victoria ha dado muestras acabadas de su permanente análisis critico de su accionar, pero lo hacemos entre nosotros. Como somos pre-políticos, evitamos el escarnio publico por algún error político cometido, que siempre cometemos.
Este gobierno soporta estoicamente un vice-presidente progresista, un hombre que, en una clara conducta “progresista” valora mucho mas sus principios democráticos, que sus compromisos políticos.
Una duda ¿porque hay que negociar con Macri y no en su momento con Cobos?.
Tal vez tu furia se basa en el hecho de que la presidenta le encomendó a Boudou, delante de la formula perdedora Filmus-Tomada, la restructuración política, en todos los niveles, del partido en la Capital.
Boudou ya anuncio que el primer objetivo es borrar toda huella del albertofernandismo, del peronismo de la Cap., lo que implica también tomar distancia del progresismo de los hermanitos Ibarra
Esperando sepas disculpar lo obtuso de mis opiniones, seguramente hay otras mucho mas dignas de expresarse en tu blog, pero estas son las únicas que tengo y considero que tus criticas se deben a que ellas; “no son monedita de oro, pa caerle bien a todos” Con esto me retiro de tu blog y te agradezco que, pese a tus diferencias, las hallas publicado.

Gerardo Fernández dijo...

Hector félix: Te repito, no pongas en el peronismo tu fanatismo. Tu problema es de otra índole: El fanatismo, el dogmatismo, el confundir liderazgo con verticalismo cerrado no es peronista ni socialista. Y la retirada del blog es la consumación de un fundamentalismo irracional que no soporta ser contrarrestado. Suerte

Gerardo Fernández dijo...

No leí todo tu comentario, por lo que no puedo dejar pasar esto:

"Una duda ¿porque hay que negociar con Macri y no en su momento con Cobos?"

Primero: En ningún momento planteo negociar con Macri sino revisar la forma en que el gob nacional se posiciona frente al gob de la ciudad. Pero además, Macri tiene sobrada legitimidad popular para ser destinatario de un trato distinto al de Cobos que es una basura tránsfuga, irrepresantativa y sin un solo voto que lo legitime. Sólo desde una mente afiebrada se los puede poner en un mismo lugar a estos dos dirigentes y sólo con oídos tapados se pueden escuchar cosas que yo no dije.
Ahora sí, hasta la vista baby

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta