Ir al contenido principal

Para mí hoy es el cumpleaños de Mediterráneo



El primer disco de Serrat que mi hermano trajo a casa fue Mediterráneo y ahí me cambió la vida. Por eso cada 27 de diciembre lo amoldo a mis vivencias para transformarlo en el cumple de este álbum pero más específicamente en el del tema, esa obra de arte que debe ser la canción que más me gusta de todas las que he escuchado.

Mediterráneo me llena como ninguna otra. Me da una sensación de saciedad que indudablemente se explica por el trabajo de ese campeón sin corona que es Juan Carlos Calderón, ese orquestador de la ostia que alguna vez dijo que el retoque orquestal de una canción semeja a un arreglo floral. Los tangueros saben mucho de eso, por eso siempre se aclara de quién es "la pluma". Mediterráneo tiene una base rítmica que se me figura en 5/4, tipo Take Five, de Brubeck, un ritmo endemoniado que da para todo, y Calderón lo demuestra desde esa guitarra en primer plano que miente una batida de bossa, con un batero que va jugando en el aro del redoblante, con esas cuerdas que dramatizan y las traversas que contienen y endulzan mientras que los vientos se apersonan cuando es necesario para poner cada cosa en su lugar.

Mediterráneo es un verano en la casa paterna con el Winco al palo y las canciones sonando desde el zaguán al patio. En ese disco está la canción a una mina más grande, Lucía, que nunca la pude escindir del film "Verano del 42"; en ese LP está "Pueblo Blanco" una obra sombría y atrapante y "Aquellas pequeñas cosas" y todos, absolutamente todos los temas. Pero el tema Mediterráneo es lejos lo más elaborado no sólo de ese long play sino de buena parte de la canción popular hispano-parlante. Tomate tu tiempo y escuchá todo lo que sucede atrás de la voz de Serrat, olvidate por un instante de la letra y clavá el oído en la batería, luego en la guitarra, en el bajo endemoniado y por fin en los bordados de las cuerdas, las flautas y los vientos. Vas a encontrar tanta riqueza que por un momento te va a parecer mentira que todo eso pueda haber entrado en un tema de 3 minutos y medio.

.

Comentarios

Anónimo dijo…
Bueno, Take five està justamente en 5, pero coincido que es un temazo.
Un abrazo desde el hielo italiano.
Adrian
Claro, vendría a ser 5/4 ¿no?
Anónimo dijo…
Asì es, abrazos y felicitaciones por el blog. Lo sigo desde hace 2 anyos (acà no hay enye). Una ventanita contra la nostalgia (amèn de la info, claro)
Adrian
Unfor dijo…
La primera vez que escuché Take five dije: -"Ah, esto es jazz" (es su quintaesencia).
La prime vez que escuché Mediterráneo dije: -"Esta es la frescura misma de la canción" (su quintaesencia).
Sujeto dijo…
Gerardo:
Gracias por este recuerdo.
Hablando de recuerdos: en los 70 yo vivía en Villa Domínico, corazón de Avellaneda. Mi abuelo tenía una verdulería, en la cual paraba inexorablemente la cana para "levantar el pedido"; yo era pendejo (soy del 61) pero cada vez que venían los canas le ponía al máximo "Para la Libertad" del disco dedicado a Hernandez y lo cantaba a grito pelado. Era la humildísima manera que un pendejo había encontrado para gritarles en la cara a los que podía, lo que podía. Nunca dejaré de estarle agradecido a Serrat.
Te mando un Abrazo
Jorge dijo…
Concuerdo plenamente.
Teniendo grabado a fuego el sonido del disco en vinilo(quien sabe donde habrá ido a parar)me desilusionó un poco al comprarlo nuevamente en versión CD
(seguro a causa de algún remastering poco feliz, lleno de agudos exagerados y fastidiosos)
Un disco fenomenal, aún para los que al momento de su lanzamiento, estabamos completamente volcados hacia el "rock progresivo"
PD anonimo, no desesperes, el segundo nombre de la eñe es "alt+164"..:-))
Anónimo dijo…
ñ, eccola. Se agradece.
Diego E. dijo…
Es también la canción que más me gusta. Y lejos.

Pero como soy mucho menos melómano que vos, soy más inconsciente acerca del gusto que me produce la música. Más que nada por desconocimiento musical.

Disfruto conscientemente, en cambio, las cadencias de la voz de Serrat en ese tema. Es un tipo que ahí demuestra que sabe tanto de poesía, de música y de canto, que se permite no simplemente componer, sino jugar con su voz.

Cuando dice: "y te acercas y te vas / después de besar mi aldea", creo que alcanza una de las cumbres de la canción en español.

Y le está cantando a un montón de agua, santo cielo...
buenisimo el tema y ni que hablar del disco... que se yo... a mi me sigue matando "fiesta" cuando se trata de serrat... por esa percusion furiosa... y porque... no se... puede ser allá... o puede ser jujuy... que se yo... me da a pensar que el tipo por ahi estaba en humahuaca cuando la escribio... (si estoy muy loco)... un sincero abrazo... y que estes pasando bien estas fiestas y que lo mejor sea lo que esta por empezar en 2011

Entradas más populares de este blog

El Cadete es cosa sería, muy seria