viernes, 8 de octubre de 2010

El Nobel ayer y hoy

Ayer

El Nobel es eso que no te interesa hasta que puede tocarte a vos, ahí sí se torna importante o eventualmente despreciable. Ayer cundió en ciertos sectores una suerte de reflejo un tanto pavote donde por ejemplo en Twitter se instaló una competencia para ver quién era el que lograba los 140 caracteres que más genialmente se mofaran del Nobel al "intelectual orgánico del partido del dinero", como maravillosamente dijo alguien por ahí refiriéndose a Mario Vargas Llosa. Me hizo pensar en cómo vamos a veces para atrás en estas cosas.  Pareciera que Twitter  nos conmina a ser ingeniosos y brillantes y  en esa loca carrera por ser el más retwitteado de la tarde nos sumergimos en una paja colectiva que pierde de vista cuestiones elementales como que, por caso, Vargas Llosa no va a ser recordado por sus posiciones políticas tanto como por su pluma. Volvió a surgir esa noción de motosierra, esa falta de cintura conceptual según la cuál la coincidencia o disidencia política o ideológica con un artista define el disfrute o rechazo de su obra. A veces ciertos ambientes progresistas y nacional populares manifiestan un atraso que agobia.

Hoy

Cuando se percibe cierto alivio y hasta algún desliz de algarabía de algunos sectores por que el Nobel no fue otorgado a las Abuelas de Plaza de Mayo se me ocurre que hay una fracción de la sociedad argentina para la que no somos merecedores de ningún reconocimiento como castigo a "nuestra insistencia en estar fuera del mundo". Hay un tipo de argentino que acata al mundo tal como es, que no tiene pensado jamás cambiar nada, que pasa por la vida como un forastero, como un turista, que sólo observa, que sólo mira y que sólo atina a sentir si las cosas le gustan poco, poquito o nada. Ese muerto vivo que cuando le discutís con razón al chofer del bondi te mira como diciendo "está bien, tenés razón pero no lo distraigas que queremos llegar rápido al laburo", ese convencido de que "todo fue siempre así" en un punto hoy se alegra de que el Nobel haya ido al chino. Porque de haber venido para acá hubiera significado un impulso más a "la prepotencia kichnerista" y agrandado la imagen de "este grupo de los derechos humanos cooptado por la impostura santacruceña" cuando lo que importa son los derechos humanos de los vivos...

Pero hay algo más profundo aún y es esa convicción de habitante del suburbio del mundo, esa certeza de no ser merecedores de nada, ese desagrado constante por haber nacido en "este país" que no se parece en nada a la grandeza y fastuosidad del mundo desarrollado. Esa cabeza colonial formateada en décadas.

Esa porción de argentinos, que la temo mayor de lo supuesto, no toma a las Abuelas precisamente como una reunión de los mejores valores de nuestra forma de ser, de nuestra cultura y de nuestra política. Las ve como algo disfuncional y molesto. No le gusta ser noticia por los Derechos Humanos porque en el fondo todo esto es culpa de que alguna vez se intentó cambiar nuestro modo de vida

¿Quiénes somos nosotros para cambiar algo?

¿Con qué derecho?

15 comentarios:

Dr Limbus dijo...

Esta buena su vision Gerardo, pero ¿como se conjuga con la otra, la de la argentina potencia de pincipios de siglo XIX?
¿Sera la bipolaridad argentina?

Alberto Cáceres dijo...

Para quien ha recorrido el planeta, vivido en otros sitios, es muy claro que lo que se vive en términos políticos en Argentina es mero cabotaje, con muy distintas significaciones mas allá de sus fronteras.
EL apoyo de Maradona en pleno mundial, cuando la espctativa de gloria deportiva estaba aún empastada de nacionalismo y bicentenario era un gesto indiscutido de un "ídolo del pueblo".
En el exterior, en ciertos ámbitos, Maradona es visto como Pablo Escobar Gaviría, con lo cual el apoyo maradoniano a las abuelas fué un gesto de cabotaje muy perjudicial, ya que no se tuvo en cuenta todo lo que significa Maradona que aquí se niega.
Y otro aspecto importante, es que una de las cosas que jugó en contra de las abuelas, es que ellas resistieron por personas que descreían de las instituciones democráticas- la justicia entre ellas- a las que consideraban "formalismo burgueses" pero que fueron a reclamar en cuanto no contaron con tales formalismos.
En medio de la reyerta ideológica murieron muchos inocentes- colimbas, entre ellos- a los cuales ni las abuelas ni las madres jamás pidieron disculpas a sus familiares.
Es decir, las abuelas son vistas de una manera aquí, pero tienen algunas fisuras que se ven en el exterior y que deberían ser materia de reflexión para nosotros.
Pero preferimos el egocentrismo.
Tal egocentrismo hace que no se evalúe previamente el apoyo de Maradona, que seguramente restó a la hora de la premiación.
El consuelo es ahora decir que la Academia Sueca es de derecha, etc, pero sise lo hubieran otorgado seguramente le estaríamos "demostrando al mundo" como se defienden los derechos humanos en Argentina.
También materia para la reflexión.

GM dijo...

Vargas Llosa: "¿Cómo pueden estar los Kirchner gobernando Argentina?"
Todos nos preguntamos lo mismo, Mario. Salvo los ilusos que aún creen en que un matrimonio de empresarios ávidos y millonarios pueden hacer algo por los que menos tienen, que paradojicamente, cada vez son mas y encima los niegan.

ram dijo...

Uno debiera imaginarse algunas cositas cada vez que opina de algo, ahora, Abuelas mediante, nos toca el premio nobel - el de la Paz encima - en lo personal no tenía mayores expectativas de que Abuelas lo ganara, ahora tengo que enterarme que no lo ganaron porque el Diego las apoyaba y tal es un quemo porque el Diego (consumidor y víctima él) es más o menos lo mismo que Pablo Escobar, narcotraficante pesado si los hay y muerto bien muerto porque así es más dificil que pase lo que debiera haber pasado si de su boquita salían los nombres de sus amistades, clientes y favorecedores.
Mal las Abuelas, che, con esos apoyos - ahora sucede que ese premio - el de la Paz encima - se lo dieron a un señor medio gordito, de voz y lentes gruesos que, dicen las malas lenguas anduvo detrás de personajes tan pacíficos como pinochet, videla y demás luminarias por el estilo (si tienen tiempo, cuenten cuantos difuntos se les deben a estos angelitos). Pero me estoy desviando, este gordito, un tal kissinger se ganó el premio por "la paz" en Vietnam (paisito que allá por los 70 cumplía con Guinness, librando la "Guerra de los 10 mil días" - un tiempito, no?).
Como el US Army perdía irremediablemente frente a "Charlie" (los chinos ésos de pijama negro, el AK 47 y el tazón de arroz, terribles) había que terminar como sea y rajar - así se fueron a negociar en París; el gordito de apuro y los "chinos" tranqui, si ganaban. Pero claro, un yanqui apurado suele ser complicado y ahí nuestro intrépido gordito resolvió apurar a los amarillos, los solícitos militares armaron una campaña, "Linebaker 2", creo que la llamaron y hacer algo tan simpático como los "bombardeos de alfombra"... piense en un B-52, esos avioncitos más grandes que un Jumbo, con 8 motores 8 y cada unos con unas 128 bombitas de 250 kilos - ¿sacó la cuentita? - ahora multiplique por 10, por 100 avioncitos igualitos todos los días. Maravilloso, no? Imagine estar en el suelo y que se le venga una "alfombra" de ésas...
Buyeno, los "chinos" entendieron la poesía del mensaje, se apuraron, firmaron los papelitos y los yanquis rajaron "honrosamente" y como eso era "la paz", a un chino del que nadie se acuerda el nombre y al gordito les dieron el premio. Un canto a la armonía, obvio.
De ese premio, se salvaron las Abuelas (el premio no se salvó de que ellas le arrimaran un prestigio muy bien ganado), lo realmente malo es el dinerito que tan bien les hubiera venido, pero están acosstumbradas a hacer mucho con poca guita.
Solamente me queda saludar el espíritu patriótico de los que ahora "celebran" esta pérdida, tan pero tan contentos en la "alfombra" mediática de los amigos del gordito K(issinger, o pensaban que era el que te jedi?))

Cine Braille dijo...

El Nobel a los organismos argentinos de DDHH ya fue otorgado en momentos en los que hacía más falta que ahora: el Premio a Pérez Esquivel en 1980.
Pienso exactamente lo contrario que Alberto Cáceres: la visión europea de nuestros organismos de DDHH es bastante generosa, carente de todas las precisiones de Cáceres, que son objeciones mucho más argentinas que extranjeras. Los derechos humanos son derechos de todos los seres humanos, sin importar condición ni acciones: no entender eso es no entender el concepto mismo.
Vargas Llosa me parece uno de los mejores prosistas vivos de la lengua. El error de la Academia de no premiar a Borges ya no se puede remediar, pero no por eso vamos a juzgar a cada Nobel con ese rasero. De última el Nobel es una bendición para la editorial de Vargas Llosa y no mucho más: si un texto de un laureado no me gusta, no tengo por qué cambiar de opinión por más premio que hubiera.

Ladislao dijo...

De qué catzo está hablando Alberto Cáceres?
"ellas resistieron por personas que descreían de las instituciones democráticas"
Por favor! La lucha de las Abuelas es independiente de que sus hijos hayan tenido posturas 'revolucinarias' o no! Si no llegamos a entender eso de toda nuestra historia, de lo que muestran y han mostrado las Abuelas, me parece que estamos en serios problemas y nos vamos a morfar de nuevo la teoría de los dos demonios

Pancho dijo...

Asi que las abuelas no ganaron el Nobel por Maradona y porque no pidieron perdón (?). Decí que te tenemos a vos para exclarecernos, sino no se que sería de nosotros. ¿Y todos los demás candidateados que no ganaron, tendrán la culpa Maradona y las disculpas que le adeudan las abueles a vaya saber quién?

Dejando de lado lo anterior, lo único que me pareció desacertado en todo este asunto es el triunfalismo, mezclado con lobby, que se pretendió hacer para que las abuelas se lleven el premio. Desde un principio me pareció contraproducente, sacar tpas de diarios y hacer entrevistas como si el Nobel ya estuviera asegurado para ellas y lo único que faltara fuera esperar el día del anuncio. Como si se hubiera perdido la noción de que había una gran posibilidad de que se lo den a cualquier otro.

Finalmente, no es algo que me preocupe para nada, si a Borges no le dieron el Nobel de Literatura, que a las Abuelas no le den el de la Paz -que dicho sea de paso, se lo dieron a varios asesinos- demuestra que el premio en cuestión no se lo dan siempre al que más se lo merece.

sebastian dijo...

Aver si puedo aportar algo: Creo que todos coincidimos en que el valor de lo realizado por Abuelas no depende de un premio que, tal como recuerda RAM, también ganó un flor de HDP. En eso coincido con Pancho en esa tendencia argentina a futbolizar todo y entonces parece que "...cantemos todos para que ganen las Abuelas y no ganaron y la puta madre y ..." Esa condcuta enlaza con la promoción de Maradona que mundial mediante, mezcló un poco todo. Una zona siempre gris en la que nacionalismo y chauvinismo se pasan demasiado cerca...

Sebastián Laffaye dijo...

MVLL va a ser recordado por sus novelas mucho más que por su garquismo. Conversación en la Catedral es uno de los mejores libros en lengua castellana que un servidor haya leido. El modo de narrar de este chabón es magistral.
Me gustaría saber cuantos de los que despotrican por el Nobel a Vargas LLosa leyeron algo más que sus columnas en El País o La Nación.
Por mi parte, seguiré disfrutando de la relectura de algunos de sus libros, aunque el susodicho sea un gorila de aquellos.

Ah, me olvidaba: El largo atardecer del caminante, de Abel Posse me gustó mucho. ¿Soy un facho hijo de puta?

Pablo dijo...

"La Fiesta del Chivo" de Vargas Llosa es uno de lo relatos que mejor cuenta cómo era un dictador bananero de los cincuenta, del cual Perón era amigo.
No solo le pidió asilo, también a Stroessner y a Franco- sino que también era amigo se Somoza- lo condecoró en casa de gobierno- y en los años de plena lucha armada, no solo se declaró admirador de Musolini- ver "Las vidas del Genaral" de Tomás Eloy Martínez- sino que en pleno 1974 condecoró a Pinichet- quién ya se venía cargando adversarios- también en casa de gobierno.
Se dice que a Borges lo condenó para el nobel, el recibir una condecoración del gobierno chileno, es decir de Pinochet.
A Perón no se lo juzga igual.
Todo lo que dice del peronismo el artículo de El País de ayer y le revista Der Spiger, es cierto.
Solo desde las tierras gobernadas a fuerza de muchísima propaganda y cada vez mayor pobreza no es visto como mero fascimo fuera de época, incluso en la época en que surgió.Argentina atrasa un siglo, amigos.
Cuando puedan , viajen por el mundo.

Pancho dijo...

Jaja, ahora parece que entre la nueva de la gilada postmenemista gorila, se puso de modo es enrostrarte lo mucho que viajaron por el mundo. Eso de chapa de savérselas todas, viste.
Como esos que fueron a Cuba de vacaciones al Sol Palmeras y pasaron un día en la Habana (el último) y después te dicen que Cuba es una dictadura y hay mucha pobreza, y lo dicen con la autoridad del "yo estuve".

maleari dijo...

¿Ya se que no tiene nada que ver, pero es necesario encontrarse con Samul Gelblung, cuando uno abre la página?

Brankoslav dijo...

Pablo, la revista es " Der Spiegel". Es de Alemania y se la re banca es buenisima. Lo malo es que no tiene traduccion al español y mucha gente se la pierde.
Igual cayo muy bien el Nobel, sino tendria que haber ido a las Damas de Blanco que se re aguantan al dictador por alla arriba.

Anónimo dijo...

Es tristemente cierto, coincido totalmente con la idea central de Gerardo, gran parte de los sectores medios ven a las Abuelas como algo "disfuncional y molesto".

La colonización cultural, que lleva más de cien años, llega a limites impensados. Así, un comentarista de más arriba afirma que las Abuelas son vistas de otra forma desde el exterior, y que esa supuesta mirada debería ser materia de reflexión para nosotros.
Se podría extrapolar (es ir muy lejos ?), y aceptar de buen agrado une auditoría del FMI porque viene del exterior.

No es un descubrimiento decir que Vargas Llosa es un gran novelista.
Sus primeros libros, La ciudad y los perros, Conversación en la Catedral, fueron excelentes. Con el transcurso del tiempo, a mi juicio, su vena creativa declinó.

Volviendo al tema de la colonización cultural, es interesante leer la correspondencia epistolar entre V Llosa y Cortázar. En las cartas, desde el comienzo de los '60, se ve claramente como poco a poco Cortázar recorre, en alguna medida, el camino inverso a V Llosa, redescubriendo su identidad latinoamericana. Y el peruano, convirtiéndose en esa formula tan lúcida que encontró Gerardo, " el intelectual orgánico del partido del dinero "

juan

desvinchado dijo...

pablo todo bien, no es tan heroico que te guste Garca llosa, a mi tambien me gusta pero es un garca hijo de puta, el y su hijo el doble de Uribe...por otro lado me la chupan los nobel bog time a menos que gane el que quiero. Y??? Que reflexion hay que hacer sobre eso?? Los nobel son la ley de la gravedad, tan inpolutos son? No rompamos las bolas con pelotudeces, Tiene razon gerardo, son un monton

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta