Entrada destacada

Qué está pensando cada uno en esta foto?

sábado, 3 de diciembre de 2011

Por suerte el Grupo A no fue una murga


Una de las demostraciones de cómo el radicalismo fue copado por sectores muy alejados del campo nacional y popular lo constituye la declaración del senador Gerardo Morales en un canal de cable cuando refiriéndose al fracaso estrepitoso de los diversos grupos opositores dijo "Fuimos una murga". Entre los tantos elementos reaccionarios que esa afirmación posee se destaca principalmente el tufo ranciamente gorila ya que por un lado desconoce la historia y el funcionamiento de una murga, y por otro, la prejuzga desorganizada y carente de toda orientación. Típica caracterización de las clases medias que ha calado como concepto, incluso hasta en el mundo futbolístico donde más de una vez se ha escuchado a hinchas decir que un equipo sin plan de juego es una murga.

En Argentina y muchos otros países las murgas están ligadas a las festividades de carnaval y tienen como elemento distintivo la parodia y la crítica por parte de los sectores populares a las clases dominantes y los gobiernos de turno. Son manifestaciones populares que contrariamente al prejuicio de Morales se han destacado por tener un plan de trabajo y buena organización para llevarlo a cabo. Precisamente esto último es lo que le faltó al ya emblemático Grupo A, porque si bien tuvo un plan de trabajo ambicioso como la desfinanciación del Estado y la instauración de un gobierno paralelo con sede en el Congreso y oficinas administrativas en Tacuarí 1846, careció de una organización que le posibilitara concretarlo.

En contraposición a este espectáculo decadente de las patrullas perdidas de los noventa, el fenómeno murguero pone de relieve la capacidad de los sectores populares para organizarse durante un año ensayando al menos una vez por semana y procurándose luego los recursos para financiar la vestimenta y el transporte durante el mes de salidas. Las murgas pueden gustar más o menos en lo referido a cuestiones musicales y danzantes, pero eso ya entra en otro tipo de debate, más de tipo artístico. Lo que no se les puede dejar de reconocer es la seriedad con que encaran el trabajo día tras día.

Por eso da tanta pena esta afirmación de un dirigente importante del radicalismo, porque se afinca en una mirada que sigue despreciando al fenómeno y hasta si se quiere estigmatizándolo. O quizá sea que uno sigue esperando el renacer de ese radicalismo que presume más ligado a los intereses populares y en buena medida contradiciendo en parte a esas miradas elitistas que en última instancia nunca admitieron que los sectores populares tuvieran capacidad de organizarse en torno a un proyecto y sólo le reconocen virtudes organizativas en lo referido al delito y a cierta planificación con fines obviamente oscuros de la mendicidad, como cuando las viejas dicen que no hay que darle monedas a los pibes en los subtes porque después se las dan a sus padres y otros mayores que especulan con su trabajo.

Es que para cierto conchetaje los pobres sólo pueden organizarse para ejecutar el mal...

Así ven a todo lo que venga de abajo. Lo miran con desprecio, con ese asco exacto con que han visualizado todas las movilizaciones populares del último siglo, desde la "chusma" en tiempos de Yrigoyen,  hasta los movimientos piqueteros pasando por los "cabecitas negras" en tiempos del primer peronismo.

Por eso podemos concluir alegrándonos de que el Grupo A no haya sido una murga. Le hubiera ido muchísimo mejor y ni te cuento el daño que le habría causado al país...
.

8 comentarios:

Antonio (el Mayolero) dijo...

Justamente Gerardo, da la medida de como se han alejado de sus orígenes, que ya se han asimilado a los que los llamaron "la chusma radical" y para evitar que tomaran nuevamente el gobierno, organizaron el "fraude patriótico" en los ´30, y los presiguieron tanto como ellos a los Peronistas a partir del '55.

Antonio (el Mayolero) dijo...

Se olvidaron de donde venían, por consecuencia, no saben para donde van, y al quedarse sin referencias ideológicas "compraron" la ideologia que les vendió el Regimen, que los estafó prometiendoles que con ese apoyo llegaban.

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Hay un compañero nuestro acá (y su familia) que van a colgar este post tuyo en un cuadrito Gerardo.

maleari dijo...

Festejo el artículo, ayer te quedaste sin tiempo, que es tirano, para desarrollar la cuestión, en 678Abrazo.

Voces dijo...

Estimado Gerardo:
Lamento discrepar con tu visión acerca de las murgas, en la Ciudad de Buenos Aires al menos, no conozco otras realidades murgueras.
Quizá mi interpretación está distorsionada por las molestias que me causan con sus ensayos desde hace muchos años, a 50 mts. del dpto. en que vivo, entre septiembre y febrero.
Pero, las murgas que conozco por aquí son percusionistas, bombos y redoblantes esencialmente, nada coral y nada de "parodia y la crítica por parte de los sectores populares a las clases dominantes y los gobiernos de turno".
Si fuese como vos decís, indicaría que son tontos, que no lo son, ya que las murgas en la Ciudad han estado siempre financiadas por el Gobierno de Turno.
En un breve lapso durante la crisis 2001/2002 que les cortaron el financiamiento dejaron de funcionar.
Hay una Ley de la Ciudad que las declara "patrimonio cultural", a partir de allí se conforma una "comisión de carnaval" integrada por murgueros, que funciona en la Dirección General de Festivales y Eventos Centrales que otorga permisos de ensayo en el espacio público, detrás de todo esto gran cantidad de dinero en subsidios a las murgas.
Las murgas, con las características que describís, en la Ciudad de Bs. As., no existen.
Igual estoy de acuerdo con el post, si el grupo A se hubiese movido con la habilidad política con que lo hacen las murgas, quizá hubiese sido otro el resultado para el mismo.

Comandante Cansado dijo...

Gran post. Resignificar el lenguaje siempre es una pelea de fondo.

Gerardo Fernández dijo...

Voces: En realidad una de las diferencias de la murga porteña con la uruguaya es el baile, que la oriental no tiene. Si la repulsión que te genera la que ensaya a 50 metros de tu casa (yo también tengo una todos los sábados frente a mi ventana) no fuera tanta, seguramente habrías ido a ver alguna actuación y hubieras visto a los pibes bailar y escuchado coros y críticas mordaces, por supuesto que siempre en los suburbios de la afinación y esas cosas.
Saludos

Ana Celia dijo...

EXCELENTE DESCRIPCION DE COMO FUE PRESENTADO EL TEMA DE LA QUITA DE LOS SUBSIDIOS


Quita de Subsidios: ¡Se murió el gato!

Un estanciero que se había ido por una semana a cazar sin llevar celular, a su regreso le preguntó al capataz si tenía alguna novedad que comunicarle.
- Sí, una lástima - le respondió el capataz - se murió el gato.
- ¡Mi gato! Bueno, ya había vivido mucho y bien. ¿Y cómo se murió ?
- Se murió de indigestión.
- ¿Cómo de indigestión? Si sólo comía alimento balanceado.
- Es que comió carne de caballo, de su caballo, que como se murió, quisimos aprovechar la carne.
- ¿¡Mi caballo pura sangre se murió!? ¿Qué le pasó?
- Se murió del esfuerzo.
- ¿De que esfuerzo me hablás?
- Pues, de acarrear agua sin parar.
- ¿Y por qué lo pusieron a acarrear agua?...!!
- Y ... teníamos que apagar el incendio como pudiéramos.
- ¡¡¿Qué incendio?!!
- El que se produjo cuando se cayeron las velas...
- ¿Qué velas ?
- Las del velorio de su esposa.
- ¡Mi esposa! ¡Oh Dios mío!, ¿qué le pasó ?
- No resistió la impresión.
- ¿Qué impresión?
- La de ver a sus hijos ahogarse en el tanque australiano.
- ¡¿Mis hijos se ahogaron en el tanque australiano?! ¡Dios mío! ¿Y por qué no trataste de ubicarme de alguna manera? ¡Esto es terrible!
- ¡Ufa Patrón! ¡Tanto quilombo por un gato de mierda!

El anuncio de quita de subsidios de los ministros De Vido y Boudou de días pasados tuvo una estructura parecida a la de este cuento de humor negro. Se comunicó todo (o casi todo) pero de una manera más hábilmente rebuscada y lubricada que la que pudo preparar el capataz.