miércoles, 9 de noviembre de 2011

Gran post de Raúl Degrossi sobre subsidios y terrorismo informativo



Por Raúl Degrossi

La eliminación de los subsidios a las tarifas de los servicios públicos amenaza con convertirse en "el tema" de las próximas semanas, desplazando progresivamente a la cuestión del dólar; y como todo lo que gana las primeras planas de los diarios, habilita guitarreos varios, y todos quieren llevar agua para su molino.

Recorriendo los principales medios y su cobertura (tanto en diarios como en televisión, o radio) reaparece un clásico nacional: el gataflorismo en su máxima expresión; en tanto los que hasta ayer nomás pedían a coro la eliminación de los subsidios (fuere con el argumento de "frenar la escalada del gasto público" o el de "garantizar reglas de juego claras a las empresas", traducimos: aumentar las tarifas), hoy comienzan a titular en modo catástrofe que todos los servicios se irán a las nubes, "golpe al bolsillo" y cosas por el estilo.

Hasta acá, nada nuevo bajo el sol; del mismo modo que no aciertan a explicar como se puede hacer para -al mismo tiempo- contener el proceso inflacionario, mientras se aumentan las tarifas que hasta hoy están subsidiadas; y por ende aumentaron mucho menos que el promedio general de los precios de la economía, aspecto generalmente soslayado cuando -por caso- se discute la consistencia de las mediciones del INDEC.

Pero si hay algo que en la Argentina queda habilitado cuando de abordar temas instalados en la agenda pública se trata, es el guitarreo: se abre la temporada de festivales folklóricos y aparecen un montón de intérpretes dispuestos a cazar la viola y arremeter, aunque del asunto entiendan tanto como de cirugía a corazón abierto.

O al revés: entienden perfectamente de que va la cosa, pero aprovechan para llevar agua para su molino traficando ideología de contrabando; desde Cavallo hablando por él o por su ex mecenas de la Fundación Mediterránea, hasta economistas de pelajes surtidos y fracasos en serie, pasando por periodistas lobbistas de las empresas concesionarias de servicios públicos. 

El post completo, acá.
.

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Reivindicación del Chango Farías Gómez