Entrada destacada

El problema es nuestro, eh...

martes, 2 de agosto de 2011

Los medios tienen más poder que lo que pensábamos

Decíamos en este post el sábado previo a las elecciones santafesinas:

"Sea cual sea el resultado de mañana en Santa Fe, el dispositivo mediático transformará la cosecha de votos de Miguel Del Sel y la desde el primer día previsible derrota del Chivo Rossi en una nueva victoria de "la Argentina del diálogo y el consenso". Esto se sumará al triunfo de Macri en la ciudad hace 15 días y entroncará con la asistencia perfecta de toda la oposición de derecha al acto de laSociedad Rural donde nuevamente Hugo Biolcatti se encargó de recordarnos que nada ha cambiado y que ni bien cambien las condiciones y el chacareraje deje de llevársela en pala tendrán nuevamente infantería para volver al ataque."

Decíamos también en esa ocasión:

Pero nada está ganado todavía y tenemos por delante una serie de escenarios donde habremos de padecer la virulencia del dispositivo mediático desplegando una visión de la realidad absolutamente envalentonada. En este contexto es indudable que Agustín Rossi,aún realizando  una elección muchísimo mejor que la de dos años atrás, al igual que el FPV en capital, quedará sepultado por toda una campaña de prensa fabulosa que apuntará a instalar la idea del fin de ciclo a nivel nacional.

Bien, en este preciso instante estamos en el centro del huracán y los efectos se hacen sentir y cómo en el kirchnerismo. Urge entonces mirar el escenario nuevamente y aceptar como posible que el dispositivo mediático conserve un poder de penetración más potente que el que estimábamos o que incluso, pese a nuestros supuestos, lo haya reforzado (lo más probable) Entre la noche del domingo y esta mañana de martes ha campeado un clima de derrota que no es otra cosa que la comprobación de hasta dónde ha penetrado el fuego graneado de Clarín y Cía. Hay que separar ya mismo los errores propios, en su mayoría muy anteriores a estos últimos 15 días, de la potencia con que estamos siendo penetrados. Nos están marcando la agenda, estamos discutiendo lo que ellos quieren y en los términos que ellos lo proponen. Estamos respondiendo, atajando penales uno atrás de otro y todo porque la plataforma mediática se ha revelado mucho más poderosa de lo que creíamos y ese poder se traduce inexorablemente en creación de sentido común.

Nuestro problema es que no estamos interpelando a una porción importantísima de la sociedad, estamos como aislados, en nuestro mundo, consumiendo nuestros medios amigos y creídos que como la razón está  (supuestamente) de nuestro lado, mecánicamente los zapallos ha de acomodarse solos (y eso se traduce en victoria cómoda en las PASO y octubre)

El avance generado con la ley de medios llegó a un tope. La instrumentación lleva su tiempo y ni hablar de la generación de nuevos contenidos. Creímos que con la votación en el Senado se resolvía mágicamente la cuestión de los medios y ahora estamos verificando lo errónea que fue esa presunción. No sólo dejamos de avanzar en la materia sino que los medios hegemónicos aprendieron la lección y rápidamente fueron corrigiendo errores, pero lo fundamental es que comprobaron ellos antes que nosotros que seguían conservando un piso de adhesión muchísimo más alto del que nosotros estimábamos. Esto nos coloca ante la imperiosa necesidad de separar finamente la cuestión de la autocrítica de los logros que el dispositivo mediático obtiene por sus propias virtudes. La sensación de caída estrepitosa del kirchnerismo, la noción de que Cristina no es invencible y la inteligentísima idea de que "finalmente será la gente la que ordene a la oposición luego de las primarias" es todo parte de un triunfo rotundo de la prédica mediática.

Los grandes medios instalan esta idea para que luego efectivamente "la gente" reaccione como ellos le dicen que reaccionará, inclinando la balanza electoral para el lado que a los medios le convenga. Es el ejemplo de la falta de nafta llevado a lo electoral. Si el 60 % de los automovilistas cree que está faltando nafta o que puede faltar va a correr al surtidor más cercano con la misma desesperación con que el moribundo se arrastra hasta el oasis en medio de desierto y se genera así el efecto buscado: al poco tiempo empieza a haber la misma cantidad de combustible que siempre sólo que dentro de los autos -todos con el tanque lleno- en lugar de estar en las Estaciones de Servicio. Empieza a "faltar nafta"

Ahora están trabajando con las turbinas al máximo instalando la idea del fin de ciclo. No importa que en Santa Fe el FPV haya triunfado en las elecciones para diputados (Clarín directamente no lo informó en su edición en papel el día posterior a la elección), no importa que el socialismo haya ganado pero perdiendo 12 puntos en relación a 2007 como tampoco que en realidad Mauricio Macri haya sido reelegido con cifras que aún siendo mejores que las de 2007 no marcan en rigor nada nuevo, nada que no estuviera en los papeles. Nadie dijo nunca que el FPV tenía chances de ganar las elecciones en la ciudad. Lo más auspicioso fueron algunos sondeos que imaginaban una diferencia en primera vuelta de seis puntos a favor del PRO, nada más. Pero todo eso quedó en el olvido y en esta memoria comprimida que campea como marca de época, donde el zócalo de las diez y media nos hace olvidar al de las diez, ya nadie recuerda que era la propia prensa hegemónica la que, instando a la oposición a ponerse las pilas y asustando de paso a la población, agitaba el fantasma de una Cristina electoralmente blindada.

Los medios cuentan con la desmemoria de su lado, operan sin parar y cuando algo les sale mal lo borran y todo sigue como si nada, total, nadie recuerda qué pasó, como con la intendencia de Ayacucho que corrió serio peligro de ser prendida fuego por el accionar irresponsable de los medios y de haber aparecido un vecino con una botella de kerosene en la noche del miércoles pasado, la incendiaban. Después se supo que en rigor las cosas no eran como se dijo que eran y el tema desapareció de los medios, o sea, se fue de "la realidad", no existe más.

Aparición con vida de la memoria...

El kirchnerismo porteño ha cometido muchísimos errores. hay que tenerlo bien claro para no confundir la falta de trabajo político en la ciudad de Buenos Aires, la existencia de un PJ desarticulado, consumido por un internismo feroz, con el fin de ciclo. En capital cosechamos lo que podíamos cosechar. Durante cuatro años no hicimos política para lograr mejores resultados, pero los medios no están queriendo convencer de todo lo contrario, nos quieren convencer de que trabajamos, de que durante cuatro años fuimos una fuerza en crecimiento y que estuvimos a punto de ganar la ciudad. Toda una gran invención, una gran puesta en escena que se derrama a lo largo y ancho del país convenciendo a la ciudadanía de que, así como en cualquier lugar del interior la temperatura "es" la de Capital y sus problemas de tránsito son los de la Panamericana, lo que está pasando políticamente en el pueblo más alejado es exactamente lo mismo que lo que acontece en la CABA.

Los medios tienen muchísima más fuerza de lo que creen algunos y las consecuencias las estamos padeciendo en este preciso instante. Si olvidamos este dato estamos en el horno, por lo tanto lo que se impone es discutir y revisar todo lo que haya que revisar concretamente en Santa Fe y Capital, pero separando ese debate del fuego graneado del dispositivo mediático. Los errores del kirchnerismo porteño y santafesino y si se quiere las particularidades de estas dos provincias son una cosa muy distinta del relato mediático que está queriendo convencer al país entero que el kirchnerismo de todo el país es santa Fe y capital o que Cristina es lo mismo que Agustín Rossi y Daniel Filmus.
.

15 comentarios:

Ricardo dijo...

Sí, es un momento complicado desde lo mediático. Políticamente, como decís, se dieron los resultados esperables pero nos quieren convencer de que fueron, en realidad, señales de fin de ciclo. Nada más alejado de la realidad cuando ellos mismos publican que Cristina tiene, en la CABA, casi un 40% de intención de voto y que casi un 20% de los que votaron a Macri votarán en octubre a Cristina.

El momento es complicado, además, porque es difícil salir a responderles en el mismo tono en el que los medios -crispadísimos- atacan. Porque eso es lo que esperan, que alguien se desboque y hacer de una muestra un todo.

Saludos.

Pablo dijo...

a vos que te gusta el Ajedrez, Gerardo
para mí es hora de hacer correr el reloj.
El problema es que la clave para que corra el reloj de ellos es hacer jugadas osadas, si jugás lo previsible, el otro juega al toque y chak! empieza a correr el tuyo

de todos modos, hay que enrocar, fortalecer el nucleo duro y dejar de regalar peones al pedo. Cada discurso caliente no contestado por ellos, es un peón perdido (las dos apariciones de Cristina en la campaña de Santa fe, por ejemplo)

lo importante es es saber que no se juega solo (muchos K pensaron eso durante 3 años y medio y ahora se complicó)

Leguar dijo...

Hace unos días yo te ponía un comentario donde hablabla justamente de esto que hoy publicás Gerardo.
Insisto con la idea del revolver a cebitas del que nosotros disponemos y el arsenal atómico del que gozan todavía los hegemónicos. Lo noto diariamente al hablar con distintas personas. No hay posibilidad de que le entren balas. Están blindados por TN.
Cuando uno sale a golpear puertas al mejor estilo testigos de jehová con la "palabra" del proyecto nac%pop, lo más probable es que te reciba un feroz mastín napolitano con ruleros, que te haga meter el folleto de Cristina en el orto.
Hasta que la ley de medios no venga a cambiar aunque sea en parte el sentido común imperante, las batallas van a ser muy desmoralizantes. Confío en ese organo tan sensible que es el bolsillo. Creo, que no estamos tan bien como pensabamos, pero tampoco tan mal como quisieran los chicos de Magnetto. De todos modos creo que la agenda no se planta con 678,ni con la militancia. Es el gobierno el que tiene que recuperar la iniciativa para entretener a la fieras con algunas medidas de impacto inevitable. Claro, ya no está Néstor y como se lo extraña en momentos como este.
Abrazo

Abel B. dijo...

Gerardo: Quiero poner algo aquí de un post que estoy escribiendo (Paren las rotativas! Tenés la primicia :=) ), porque me parece que, importantes como son, la militancia K está sobredimensionando el rol de los medios,
NO ES QUE NO OPEREN. Repito: es un sobredimensionamiento que puede hacer perder de vista otras cosas importantes.
Tengo claro que la comunicación, incluyendo la propaganda, es una pieza esencial de la política. Una pieza fundamental de la Realidad. Pero no es toda la realidad.

Por ejemplo, estas elecciones, en mi opinión, reflejan que existe una parte de la sociedad, una "minoría intensa" no tan pequeña, que es muy anti kirchnerista, y que va a reflejarlo en sus votos en cualquier circunstancia.

Más importante, que otros sectores de la sociedad están evaluando al gobierno por lo que han conseguido, y por lo que no, en estos ocho años, y ya no piensan tanto en si en un momento anterior estuvieron peor. En alguno, estuvieron mejor.

Un abrazo

Vladimir dijo...

Hola Gerardo! Yo vivo en Neuquén y estuve por unos días en Baires, de vacaciones, haciendo huevo, bah... Apenas uno llega a la Reina del Plata el azar te deposita en un tachero que te recibe con "estos hijos de re mil putas del gobierno" con un tono que no empalidece al que utilizaban aquellos personajes de viejas películas italianas. Luego uno recorre bares, confiterías, de mayor o menor calidad y servicio, pero la escenografía no cambia: ejemplares a granel de Clarín y La Nación y la TV prendida, clavada invariablemente en TN, en silencio. Los parroquianos que hablan de la vida y comentan con fruición los titulares, las noticias (viste se baja Filmus, que las Madres y Schoklender, que la inflación, que etc.). Hermano, qué manera de generar sentido común, qué capacidad de moldear opiniones, cómo te marcan la cancha! Creo que a Buenos Aires no la mata la humedad. Saludos!

Gerardo Fernández dijo...

De acuerdo pero sólo en parte, Abel. Es cierto lo la minoría intensa, también en que hay sectores insatisfechos (la clase media que no puede acceder a una casa propia, sin ir más lejos) pero no coincido con lo del sobredimensionamiento del poder de los medios. Concretamente, es al revés. En todo caso hablamos mucho de los medios pero flaqueamos a la hora de diagnosticar cuánto penetran y por ende no encontramos la forma de enfrentarlos. El poder de daño que tiene instalar que por los resultados de Santa Fe y capital el kirchnerismo está poco menos que en retirada, no está debidamente analizado y es el desafío.
Un abrazo

Raúl C. dijo...

El factor 'bares y confiterías' de Vladimir es importantísimo. Podemos sumarle otros lugares públicos como salas de espera de clínicas, terminales de transporte, etc.
Y la lectura sistemática de titulares de Clarín o La Nación en noticieros de la mañana de cientos de radios.
También las noticias en Yahoo!, invariablemente de La Nación.
Etc.

Dr. Carlos A. Medina dijo...

Gerardo, creo que hay un tipo que se hace pasar por vos y escribió un post triste y derrotado. Dice que Clarin y TN instalan sentido común! Te parece, creer que eso que venden las 24 hs. pueda traducirse en sentido común? Escuchaste a Macri, en la conferencia de prensa, anunciándoles a los porteños que irá por la presidencia, dejando a la ciudad a su suerte? El sentido común de los porteños que dirá? Bravo Mauri, lucha por nosotros, te apoyaremos! Gerardo, no te bajonees por éstos giles, ya vas a ver, estás un poco ansioso. Y la manera de no estar tan influenciado por los zócalos, es caminar a más altura, dejá los zócalos para los enanos mentales.
P.D Hermosa la Maite.

vertienteperonista dijo...

todo perfecto en lo que decis, gerardo, salvo un par de detalles que a pesar de estar a la vista, parecen pasar desapercibidos en el momento de tu análisis y es que, en definitiva, en santa fe el único que perdió es rossi (y con un porcentaje de votos en subida) y en capital federal, también se subió el piso de votos hasta casi el 28%.

hay muchas autocríticas por hacer (y los que estamos militando en los territorios hace décadas las venimos haciendo), pero más allá de eso (o precísamente por eso), la realidad muestra (también) que las elecciones se ganan aunque los medios digan que se pierdan, porque no es cierto que estamos parados mirándonos a nosotros. EN LOS TERRTORIOS SE MILITA, no sólo militamos los que escribimos o posteamos en internet, también se le pone sangre en las calles y los locales, ahí, cerquita de "los vecinos".

Un abrazo.

vertienteperonista dijo...

una cosita mas me quedo po decir y es que, para ganarle a los medios no se trata de pelear con los medios, en ese campo la política no tiene chances de ganar.

este gobierno le ganó a los medios cuando pisó el acelerador con leyes y medidas que pusieron a esos medios y a los políticos de la oposición en contradicción con su discurso.

en todo caso es esto lo que está faltando desde hace un buen tiempo y es lo que ha permitido que el "discurso" se encuentre hoy conduciendo los tiempos de la política.

ooootro abrazo

el doctor valerga dijo...

Gerardo, coincido plenamente con tu post.
Y agrego algo. Los medios que consumimos los simpatizantes/votantes/militantes del kirchnerismo tambien ejercen un poder de penetración que deviene en un microclima. La realidad no es la que muestra TN, pero tampoco la de 678, Tiempo, P/12, Radio Nacional, la 750, Cooperativa o Bloggeros en Acción. Lo peor es que estos productos mediáticos parecieran estar confeccionados de convencidos para convencidos. Y si entramos en esa estamos fritos. Y me parece que esa fue la lógica de las campañas de Filmus y Rossi.
Pero por otra parte, no hay que dejar de plantear una cuestión: ¿cual fue la sorpresa de Capital y Santa Fe?¿Añguien esperaba en serio algo distinto? En Santa Fe hay que sumar el extraordinario desempeño de Del Sel, un tipo que se subió hace 10 segundos con el tren en maarcha y en una lista sin candidato nacional que traccione.
Pero estos resultados son, numero más o menos, los mismos de 2007. Entonces la "corpo" no estaba con la "opo" asi que no se hablo de fin de ciclo.
Es lógico que en epocas de estabilidad ganen los oficialismos. Me parece entendible que alguien piense: "a mi me va bien con Cristina en la Rosada, Macri en la ciudad, los socialistas en Santa Fe , Scioli en Buenos Aires, así que dejemos todo así, no me vengan con ningún experimento raro que no se en que puede terminar".
Seguro que, con la derrota ya planteada, hay que utilizarla como aprendizaje para corregir lo que se haya hecho mal, pero tampoco dramaticemos tanto.

el doctor valerga dijo...

Otra, con respecto al "microclima" de bares y taxis. Cosas similares se escuchaban antes (y después, y hasta el dái de hoy) del 14 de mayo de 1995.
Sin embargo Menem ganó y nos siguió cagando 10 años y medio. ¿Es impensable que muchos lleguen puteando por la crispación y lo que se afanó Shoklender hasta la puerta del cuarto oscuro, entren, voten a Cristina y salgan puteando por la falta de institucionalidad y los bulos de Zaffaroni?

Mabel dijo...

Me pasa algo q creo es particular pero no único .
Ya voté varias veces (a Dios gracias y a la Democracia q supimos conseguir )
Casi siempre votaba perdedor y me las aguantaba estoicamente porq votar siempre es bueno . Eso si,los ganadores tampoco eran tan triunfalistas como ahora o no estaban en zócalos veredas calles paredes y medios y era mas tolerable .
Ahora podria aguantar este
aire triunfal mediático (laureles vacíos )mediático .Eso es poco comparado con la sensación de pérdida q tengo ahora .
Esta es la primera vez q me duele (me duele bastante ,me angustia )el resultado adverso .
Creo ,siento ,me parece q muchos se pierden el tren de contribuir con un gran salto histórico para lograr un cambio verdadero y es lamentable .
Estamos tan cerca y auqn haya errores ,nunca estuvimos tan cerca de conseguir las banderas por las q luchamos tanto .

dardo ruben dijo...

Comparto en lineas generales tu comentario, pero es hora de hacer algun tipo de propuestas, hay muchos lugares publicos en la ciudad para explotar: terminal de omnibus, trenes, subtes. hospitales publicos, etc.
Si el socalo interesa ¿cuanto cuesta al gobierno un ciento de televisores donde en las esperas y a modo de acompañamiento con los viajeros o usuarios se promocione la TV publica?
Ahi, el socalo sera el nuestro y los mensajes tambien.
Con la campaña de Filmus, teniendo tanto para proponer, lo que nunca deberia haber hecho es, decir paremos a Macri, es lo mas estupido que pude observar, que no nos ocurra nuevamente.

Claus Mont dijo...

Aquellos que compartimos la esperanza de la afirmación de un proyecto nacional y popular, no somos especiales ni mucho menos, sino que hemos tomado conciencia que la mentira estaba instalada y potenciada por grupos de poder fuertemente instalados en empresas formadoras de opinion. Estamos en la era de la comunicación, acaso la derecha es ingenua? Afirmemos sin temor, que algunos partidos politicos dejaron de tener la estructura tradicional,no tienen banderas, sino globos y mutaron en forma de diarios y de programas de TV.
Los medios hegemonicos no blindan a los candidatos, SON LOS CANDIDATOS, representados por sus marionetas vestidas de politicos, nada mas. Obvio que Clarin esta nervioso como dijo NK, se habia quedado sin titere formal en el ejecutivo, le cambiaros los titeres de la corte y salio la ley de medios, que no es poco eh, hay que darle tiempo, todo llega.-
Saludos a Todos, suerte y fuerza Claus Mont rojobermellon2011@yahoo.com.ar.