Ir al contenido principal

Tarea pendiente: Discutir el menemismo


Luciano es un tipo que siempre te hace pensar. En este post nos propone imaginar cómo será el peronismo de los próximos años y para ello propone discutir el menemismo, tarea sin duda pendiente en el espacio nacional y popular. Por supuesto que, fiel a su estilo, se manda párrafos provocadores como éste:

"Hay algo peor que hacerle el juego a la derecha: hacerle el juego al óxido frepaso-lanatista. Hay un momento en el que el militante peronista-kirchnerista debe dejar de sentir culpa (porque la mayoría silenciosa que avaló los dos peronismos, nunca la sintió): cuando progresista o derechamente comparan a Kirchner con Menem. Políticos profesionales como Pichetto o Aníbal F. han preferido una desprejuiciada objetividad: Menem es un hombre de Estado. Punto. Habrá que prescindir de cierto folklore avejentado: dejar de decir Méndez, M***m, dejar de hablar de “genocidio económico” o de menemato (como si no hubiera habido consenso democrático), habrá que decir que Pizza con champán fue un librito tremendamente gorila y racista, habrá que reconocer que Menem permitió que se hicieran los juicios por apropiación de bebés, que la masa técnica cavallista sirvió como amortiguador (para) estatal contra los corporativismos que minaban la más básica capacidad administrativa de un Estado exangüe y que al menos pudo empezar a cobrar impuestos para no ponerse la economía de gorro, que hubo un consejo nacional de la mujer montonero que funcionaba bien, que Menem y Kirchner le dieron estabilidad a la economía. Que Menem terminó con el golpe de estado, y Kirchner con el de mercado. ¿Con qué va a terminar el peronismo en este nuevo ciclo?"


¿Qué pensás vos?
.

Comentarios

jorge dijo…
A veces por provocar se dicen cada boludeces.
Hay que tener mucho cuidado con la tentación de subirse al púlpito.

Le pasó a Luciano y derrapó mal.

Puede escribir 400 páginas, pero los que pateamos la calle en los 90 y ahora no necesitamos mas de 4 o 5 para describir lo que era entonces y lo que es ahora.

Y es bien diferente.
Anónimo dijo…
Entender el pasado no significa ser condesendiente con el.

El menemismo así, armando el gran resumen de la historia, fue uno de los tantos errores del pueblo.
El pueblo se equivoca ? Obvio !! Todos podemos decidir atravesar un proceso historico de tal o cual manera, eso no significa haber avanzado en la direccion correcta.

Entenderlo me parece perfecto, no ser duros con un proceso historico que a grandes razgos solo creo miseria me parece caer en una trampa.

N.-
Hal dijo…
Pienso que es una lectura sesgada y autoexculpatoria. Un intento de darle salida por derecha al actual proceso y justificar su posicionamiento (el de Luciano) al interior del pejotismo en nombre de una desprejuiciada objetividad.
El "consenso" de aquel entonces no quita ni agrega nada a los efectos duraderos de la reforma conservadora. El costo de la estabilidad fue el desmantelamiento del Estado de bienestar y la capacidad administrativa de los restos del Estado fue entregada al Mercado.
También valdría recordarle que el resultado de aquel proceso (con legiones de desocupados y precarizados, junto a una matriz que consagró un cuadro de desigualdad pre-peronista y etiquetó a un cuarto de la población en el rubro "pobres") sí puso la economía de gorro.
Y es una canallada pretender que Menem permitió los juicios por apropiación de bebés, pasando por alto no sólo los indultos sino la reivindicación de Terrorismo de Estado que tuvo lugar durante los 90.
En fin, trataría de no confundir provocadores con quebrados. Parecen lo mismo pero no lo son.
Anónimo dijo…
Vamos por partes:
1) Luciano, ultimamente me aporta muy poco. Entiendo que su actitud provocadora es justificada, yo también tengo las bolas llenas, PERO se volvió tan reiterativo. Por otro lado también deja una duda de tara personal no resuelta.
2) Discutir los 90. Sí, hay que discutir. Y para hacerlo, lo primero es no demonizar.
a) Participé de la campaña presidencial del 89 para después ser opositor, con un pie adentro y un pie afuera. Tempranamente le baje el pulgar al Chacho.
b) Desde la primera hora sabiamos de la responsabilidad de hacerse cargo de la crisis, sin un peso en la caja. Sin olvidar del paso de la cordinadora por el Central a última hora.
c) JP Feinmann justificaba el Plan BB dado la situación en que se estaba. Muy pronto se rectificó.
d)Con el diario del Lunes, hacerse cargo significaba ceder y hacer conseciones, pero sin un plan estratégico se rifó más de lo necesario y se vació simbólicamente al movimiento justicialista, beso a Isaac Rojas, María Julia privatizando Telecom ... Acá quizás esté uno de los puntos debiles de Luciano, reducir el movimiento Justicialista a administar el presente, sea al hacerse cargo de una brasa ardiente o con plata en caja, desvinculandolo de un proyecyo estratégico. Creo valido hacer un paralelismo con el papel jugado por Cardozo en Brasil.
d) No se desarrolló la política social que debía desarrollarse al hacer terrible transformación económica. Al principio bastaba con haber apagado el incendio, aydaba la relación cambiaria que con una changa se paraba la olla y quedaba algo del pasado estado de bienestar; pero con el tiempo ya no alcanzaba el activo pasado.
e) Transformación educativa, esto mejor lo dejamos para después de las elecciones, porque, ejem, vio?
f) g) h) ....
Anónimo que escribiste esto:

"Vamos por partes:
1) Luciano, ultimamente me aporta muy poco. Entiendo que su actitud provocadora es justificada, yo también tengo las bolas llenas, PERO se volvió tan reiterativo. Por otro lado también deja una duda de tara personal no resuelta."

¿Quién sos? No acepto mensajes sin firma
Daniel dijo…
Cómo hay que llamar a los contrato basura?
Cómo hay que llamar a los indultos?
Cómo hay que llamar a las relaciones carnales con USA?
Cómo hay que llamarla a la Rata?
Cómo hay que llamar a la corrida financiera que armó Cavallo para que suba la Rata?
Ah si; hubo consenso democrático, pero lo perdieron, por suerte para el país, lo perdieron.
Y por acá, no lo van a volver a encontrar.

Está largando la fórmula Duhalde con Das Neves en éste momento. El que quiere la puede votar eh. También está la de los hermanos Saa.

"masa técnica cavallista". Si, si. me quedó claro.
Ah; una opinión nomás. Discutir esa gestión para mi no es ninguna tarea pendiente. Ya se harto discutió.
Gracias por los consejos de cómo se debe decir. Yo les sugeriría que traten de entender algo de la vida cuando hablan de: "frepasismo tardío", "ladriprogresismo" y demás pelotudeces.
Antes que digan nada, yo a la Alianza no la voté. Pero hoy la banco a Nilda y a Filmus. Y llamenlos como quieran, yo no les voy a poner objeciones.
uno dijo…
Personalmente lo único que le reconozco es el desmantelamiento necesario que hizo de las fuerzas armadas. Hoy en día podemos hablar de la necesidad o no de volver a armarse, en ese momento había que cortar por lo sano de una vez por todas. Los argumentos de esta persona no los comparto. Tal vez es muy cliche, pero me gusta pensar que si una mayoría acompañó a Menem en la reelección la explicación está en el ultimo gobierno militar, que domesticó al peronismo y empezó con la destrucción de las bases del estado de bienestar. La primera elección creo que era una lotería, yo tenía 5 años, pero por lo que me informé después creo que era muy difícil saber como iba a ser su gobierno. En ese sentido sí veo un parecido con Kirchner! No hay una correlación grande entre la gente que los votó la primera vez y la segunda.
Daniel dijo…
Me parece que el sistema me rechazó el mensaje anterior. Si no es así, no hace falta publicar éste.

Gracias por los consejos de como llamar a Méndez, pero yo nunca llamo Méndez a La Rata.

Cómo se supone que hay que llamar a los
- indultos
- contratos basura
- relaciones carnales con USA
- desguace de las empresas del Estado
- armado de corrida financiera para armar la base de sustentación del saqueo.

Cómo tengo que llamar a eso?

- "masa técnica cavallista", mamita, no podés dejar de sorprenderte.

Discutan tranquilo esa etapa. para mi fue harto-discutida. Tuvo consenso democrático. Ya no lo tiene más ni lo va a tener entiendo, gracias al kirchnerismo.

Ah, yo no voté a la Alianza. Digo, porque hay gente que habla con mucha soltura de "frepasismo tardío oxidado", "ladriprogresismo".

Y así es que apoyo a dos frepasistas tardíos como Nilda y Filmus. A la Rata se las regalo, con moño y todo.
Recién se proclamó la fórmula Duhalde - Das Neves y están los hermanos Saa, eh. Hay para elegir muchachos.

Final-final: el peronismo NO ES liberalismo. Se los dice alguien que no es peronista. No insistan.
Voces dijo…
Pasé por ese blog, leí el artículo y luego de un impulso de cuestionarlo, seguí de largo y me dije, no vale la pena, si de verdad piensa lo que escribió quiere decir que no está en el lugar en que yo me siento.

Como dijo alguien por ahí arriba algunos a veces se pasan de provocadores para que los lean.
paniagua dijo…
Gran post de L.
Guirpul dijo…
Una vuelta un amigo de mi viejo me dijo que no se podía analizar un todo viendo nomás la parte que interesa. Me dijo: "si yo te digo que un presidente baja el desempleo, vos que pensás??". "Que es bueno", le dije. Resultó que ese hombre era Hitler. Resulta que uno no puede extraer lo que le gusta de una persona, olvidando lo que lleva consigo y todo lo que implica en su totalidad. la política, así como las personas, no se mide de a partes...perdón igual por ejemplo grotesco...
Por su parte, no creo que valga la pena discutirle mucho a Luciano, pero estaría bueno saber por qué considera que Menem terminó con el golpe de Estado, cuando lo cierto es que éste existe en el 76 solamente para sentar las bases de lo que sería el proyecto neoliberal de los 90 sin resistencias. Sin golpe, no hubiera existido Menem, y después ya no hizo falta, por supuesto...y hasta hace poco, se puede decir que algo de miedo quedaba. Con el kirchnerismo desarticulamos lo golpes militares y los golpes mediáticos. grego: grande nilda!!
César dijo…
paniagua!
y tu blog?
me aburro, che.
Carpe Diem dijo…
Si discutir el menemismo va a ser ponernos a buscar excusas para justificar conductas propias y del peronismo en los '90, paso.
En realidad la tarea pendiente es asumir que el peronismo con su singular capacidad y potencia política es capaz de devorarse a si mismo y luego a regenerarse, como algunos animales fabulosos.
Una circunstancia que no debemos olvidar a la hora del análisis es el contexto internacional, la hegemonía del Consenso de Washington y la capacidad de los intereses dominantes para imponer su sentido a la comunidad toda. Eso facilitó la cooptación de amplios sectores del movimiento para los cuales si se respetaba la liturgia se podía traicionar la doctrina.
El tema da para mucho, pero Luciano derrapó en la primera curva.
Creo que hay que rediscutir el menemismo si es que queremos obtener un buen diagnóstico pero eso no quita que el post tiene groserías como ésta:

"...es tan sólo la realidad sobre la que el peronismo deberá actuar para constituir una hegemonía eficaz, y que en honor a los tremendos términos del intercambio, le va a pedir a los políticos algo que ni Menem ni Kirchner pudieron lograr: que el grifo estatal y el modelo económico abastezcan al pobrerío nacional y al monotributismo precarizado, en una etapa de angostamiento distributivo. Ampliar capacidad instalada para aumentar la inversión, aunque suene un poco menemista."

También hay una mirada errónea sobre que liquidó el problema militar. En todo caso, el 90% ya lo había hecho, pese a sus errores, Alfonsín y además, la solución fue a un costo tremendo como los indultos. Ello equivale a quitarle los dolores a un enfermo mediante la eutanasia.

Y me parece de suma centralidad lo que dice Carpe Diem: si confundimos "necesidad de discutir el menemismo" con justificar conductas personales estamos en el peor de los mundos.

Pero ya postearé algo al respecto
manolo dijo…
Gerardo
El tema se puede enfocar desde dos puntos de vista.
En el primero; me enzarzo con el querido Hal, como en 2007 y 2008, sobre la naturaleza del “conservadurismo”; con Nina Simone cantando Just in time de fondo. ;-P
En el segundo, le ponemos nombre y apellido al problema.
Veamos;
1/ Si CFK decide presentarse, necesita 9.800.000 votos para no tener que pensar en el balotaje.
Es el 40% con un presentismo del 85%, como en 1989; o el 45% con un presentismo del 75% como en el 2007.
Cuando Lavagna gano en Córdoba, Carrio en la CABA; y CFK gano Santa Fe por 1.50%.
La diferencia no solo estuvo en las provincias de la periferia, sino en los 20 puntos de la PBA.
“…el gobierno tiene una legitimidad social segmentada…”; planteaba la Dra. Carrio.
2/ MAHB; o sea Muy Agradecidos Hermes Binner.
Cuánto puede sumar el Socialista Santafesino; ¿5%?, ¿10%?, ¿15%?
¿A quienes votaron en el 2007?
¿Son del 1.470.000 de Rodríguez Saa, de los 3.230.000 de Lavagna-Morales; de los 4.400.000 de Carrio – Giustiniani, con Margarita en la PBA, o de los 8.650.000 de Fernández de Kirchner-Cobos?
En que distritos van a ser mas numerosos; ¿Santa Fe, Córdoba, la CABA?
¿Otra vez la “…legitimidad social segmentada…”?
3/ Antes de mayo del 2012 deben ELEGIRSE las autoridades del PJ Nacional, interino Scioli, y el PJPBA, interino Moyano.
Y los resultados locales serán claves; no solo para elegir a los Congresales y las autoridades; sino para discutir como se enfoca la próxima década, y cual será la relación entre Partido y las Administraciones.
¿CFK deberá hacer lo mismo que NK a fines del 2007?, ¿o se concentrara, si se presenta, en el PEN?
4/ I'm just a soul who's intentions are good
Oh Lord, please don't let me be misunderstood
¿Que versión prefieren?, ¿Nina Simone, Eric Burdon y Animals, o Santa Esmeralda?
Si el Kirchnerismo es una superación del Peronismo, u otro Avatar de la Aberración, se vera en el mapa de Octubre.
Si se repite el 2007, lo de Luciano es una de las posturas de la Discusión Interna; para encarar no solo los desafíos del próximo decenio, sino el Transvasamiento Generacional en todos los Ámbitos, más la creación de un Sentido Común que enfrente la Bancarrota Ideológica de la Globalización.
Donde, como vemos en España y Grecia, la diferencia entre Derecha Conservadora y Socialdemocracia realmente existente es minima.
Si no se repite el mapa; bueno…, el texto deja de ser un Problema, porque existirán otras urgencias…
Y para estar preparados, no solo hay que leer a Fidanza o Pagni; sino el Informe Vanderbilt-Di Tella.
Un abrazo
Manolo: El problema, estimado compañero, es que si pensamos que Menem solucionó el problema militar sin ver cómo lo hizo (indulto) estamos tapados por las cenizas del volcán.
Lo que falta acá es que los macarras del Santo Grial del peronismo alguna vez muestren las cartas. Ya estamos cansados de escucharlos decir que resisistieron ora al menemismo, ora al kirchnerismo. Estaría bueno saber alguna vez cuál es su proyecto.
Negra de Alma dijo…
Me parece que esta discusión es típica del narcisismo peronista: no somos TODOS los que acompañamos al kirchnerismo los que tenemos que discutir las presidencias de
Menem, los que tienen esa discusión pendiente son los propios peronistas y nada más.
Es una obviedad aclarar que todas las gestiones tienen algún aspecto o efecto positivo, ¿no? Creo que ni vale la pena discutir eso, se reduciría a un punteo muy breve de aciertos.
La máxima expresión de los peronistas que no pueden resolver la contradicción de ser peronistas (que implica haber votado a Menem y votar ahora a Cristina) es un tipo como Artemio López, un groso analista y un boludo importante, terrible salvavidas de plomo. Estos peronistas consideran que los frepasistas fueron traidores, porque abandonaron el barco en vez de pelearla desde adentro del PJ (como los K), y a los progresistas nos consideran boludos porque no somos peronistas y porque pretendemos que las cosas sean mejores siempre (que no implica no hacer, implica siempre revisar y siempre querer más).

Los dos partidos "hegemónicos" en Argentina tienen el mismo problema: discursivamente piden justicia social, pero en sus filas triunfaron las líneas de derecha (alvearistas y menemistas o peronistas del '74). Ante esa situación creo que vendría muy bien la lisa y llana escición, por eso creo que fue muy honesta la huída de los frepasistas. Pero incluso si no se toma esa opción, los mismos Néstor y Cristina resolvieron el tema sin complicarse demasiado: abiertamente criticaron a Menem y sostuvieron que las cosas podían y debían hacerse de otra forma, desde adentro mismo del PJ.

Personalmente son estas contradicciones las que me impiden decirme "peronista", puedo convivir en un mismo espacio con personas que considero impresentables, pero no puedo permanecer bajo un paraguas que lleva adelante un modelo asesino.
ram dijo…
No tengo mucho tiempo pero no puedo dejar pasar éso de que la rata de Anillaco "terminó con el problema militar" - Una soberana tontería que no merece ser pensada siquiera.
El tipo pudo desmantelar las FF.AA. vía ahogo presupuestario aprovechando, como siniestro oportunista que siempre fue, que los militares no hacían falta para un trabajo sucio ya inaceptable y que, luego de Malvinas, eran un riesgo, impredecible y peligroso de que se les diera por volverse nacionalistas y, horror de horrores!, de izquierda .¿ Hay que olvidarse que fue su madre patria, ideóloga y formadora de "sus cuadros" la que los traicionó apoyando a la rubia albión - a ellos, justo a ellos, los ganadores de la "guerra" que les vendieron. Que kissinger les bendijo..
No se desmanteló la ideología del partido militar, se rifaron el Cóndor, la fábrica de aviones, la de tanques y lo que servía del equipo militar se dejó deteriorar sin mantenimiento... no vaya a ser que apareciera alguno que le complicara el paisaje a los inglesitos.
¿Quién necesitaba milicos golpistas con semejante bicho tocando la campanita en Wall Street?
Pensar el menemismo está bien, amnistiarlo y buscarle bondades ya es de estúpidos o de cómplices.
rolo dijo…
yo creo que con el despelote que tenemos hoy gracias al psicopata que nos ensucia el gobierno, hablar de menem me importa muy poco, se nos viene abajo la estanteria por un hdp y eso es lo unico que me importa ahora.
jorge dijo…
Muchachos, podemos escribir libros sobre esto.
Yo les facilito el prólogo.

¿Alguna vez alguien de la familia o algún amigo cercano, de esos salidos del riñon, les pidió guita o una garantía, y los dejó arando?
Bueno, eso fue Menem.

Estamos pagando sus cagadas, pero jamás compartiremos sus responsabilidades, ni su ideología, ni su entrega.
La pagamos, de cayetano, porque salió del barrio, porque hay que comerse el sapo.
Pero si me boquean, los pongo.

Y ahora una pregunta que marca la cancha:
¿Cuántos de los que votaron al turco, sobre todo en la re-elección (cuando ya estaban las cartas sobre la mesa) están con nosotros, y cuántos están del otro lado?

Me refiero a personas, organizaciones, y matrices sociales.

Podemos llegar a interpelar a algunos de los que nos acompañan, pero está claro que el Menemismo hoy en día está del otro lado de la vía, y por lo tanto, es confrontable y no asimilable, más allá de algunos casos individuales.
uno dijo…
No coincido con la minimización del trabajo que hizo Menem con los milicos. Hay algo muy simple, comparen lo que le pasó a Rico por levantarse contra Alfonsín con lo que le pasó a Seineldín. Uno sigue su vida política, el otro estuvo preso hasta su muerte (creo). El servicio militar voluntario fue un golpe mortal al presupuesto que tenían también. Por el lado armamentístico desmanteló el tema del misil balístico y la carrera nuclear, vendió el único portavbiones que teníamos, etc.

Entradas más populares de este blog

El Cadete es cosa sería, muy seria