Entrada destacada

10 años de Tirando al Medio

viernes, 29 de octubre de 2010

El gran triunfo de Néstor




Con el fallecimiento de Néstor Kirchner quedó demostrado como nunca que hay un relato de los hechos políticos de la Argentina construido segundo a segundo por el dispositivo mediático y una realidad que lo desmiente.Ya con el bicentenario el pueblo demostró que no atiende a ciertos cantos de sirenas por potentes que sean los parlantes que los emitan. La gente salió a la calle porque se cumplían 200 años de la patria, pavada de fecha, y destrozó con esa actitud todo un montaje previo que emitió un mensaje desmovilizador, para que el Paseo del Bicentenario fuera visitado sólo por las minorías K...

No todos los que fueron a las 9 de Julio en esos días de mayo eran kirchneristas como tampoco muchos de los que en estos días se conmovieron con la muerte del ex presidente. Ahí, en ese detalle difícil de visualizar pero de una potencia simbólica devastadora se debe buscar la evidencia de que el relato mediático se hizo añicos. El ogro repugnante, el tipo al que hasta se le deseó la muerte con total desparpajo está siendo despedido gloriosamente por un pueblo que en su infinita buena leche reconoce que dejó al país muchísimo mejor que como lo encontró.

Ya está

¿Qué más se puede puede pedir?

Cuando hasta lo canales de TV más fanáticamente opositores se pliegan VO LUN TA RIA MEN TE a la transmisión oficial, sin que medie orden de Cadena Nacional, se está demostrando que lo hacen por la sencilla razón de que sus sensores de audiencia indican que el tema es fuerte y no conviene salirse de la corriente principal.

La crispación es de ellos, el odio y la desubicación también. Hay mucho microclima de redacción y estudio de radio y TV. Sobreabundan los manijeos entre pequeños grupos de periodistas y productores que emiten un mensaje de guerra cuando el pueblo está en la paz. Hay mucho periodista que necesita del escándalo para mantener su pyme personal y no duda en subirse a cualquier operación para que al día siguiente su productor publicitario le dé buenas noticias como así también hay mucho empresario que factura cada vez más y se prende a un discurso falaz porque sabe que con los medios siempre hay que andar bien por si las moscas...

Dos males tiene el periodismo en nuestros días: Uno es que el cuentapropismo (la coproducción, el alquier de espacios a pagar con recaudación publiciatria) arrastra a cualquier tipo de prácticas con tal de parar la olla. El otro es que las empresas exigen que se trabaje exclusivamente al servicio de sus intereses, no de "la información". Entonces, este guiso de necesidades comerciales y aprietes económicos desemboca en una multiplicación de exabruptos conceptuales que pueden servir para aumentar la pauta publicitaria pero que definitivamente pasan inadvertidos por el grueso de la sociedad.

Me quiero quedar con ese detalle del que hablé más arriba, con ese que cuesta visualizar y que se me torna definitivo: No todos los que lloran en estas horas son kirchneristas. No todos los que lloran lo votaron y no está claro que vayan a votar a Cristina si se presenta. Pero se me ocurre que eso es menor porque lo que sí está confirmado es que hay un reconocimiento en la base, en la profundidad del pueblo, de que se hicieron cosas buenas y ese, creo, es el mayor triunfo de Néstor Kirchner. Pocas veces en la historia política argentina se trabajó tanto para dar una imagen sesgada de un dirigente como en estos siete años. Pocas veces se machacó incanzablemente en que Néstor era una clonación del Dr Neurus y el Guasón, un agente de "Caos", aquella agencia a la que el Super Agente 86 sigue combatiendo desde la pantalla de los canales vintage. Pocas veces se dibujó una imagen de un loco desatado sólo capacitado para hacer el mal. Y el pueblo responde de esta manera, con esta sobriedad, con este respeto y afecto con que sólo se despide a los dirigentes importantes, trascendentes, a los que dejaron una huella difícil de borrar.

Ese es el gran triunfo de Néstor Kirchner.

12 comentarios:

manuel el coronel dijo...

el muy turro no dejó de hacer política, cómo sólo él es capaz, ni cuando se nos fué fisicamente.

Como dijo brinza ayer, que carajo piensa hacer la oposición con tanta juventud movilizada

santix dijo...

Yo lo que espero es que luego de lo que se esta viendo en la plaza y dentro de la casa rosada, los analistas, periodistas y politicos piensen mejor al hablar de "la gente".
"La gente" dice tal o cual cosa.
"La gente" evidentemente estaba reducida a las charlas del boliche donde se toman un wisky para diluir su veneno o a la que escuchaban a la salida de la misa en la catedral.
De ahora en mas que digan "alguna gente...".

Florencio F. Boglione dijo...

Gerardo: pensaba lo mismo que Ud. al ver la multitud de personas, tantos jóvenes. Una vez mas la realidad no pudo ser tergiversada por los intereses mediaticos, vamos por el buen camino...

Saludos cordiales.

pancho dijo...

Solo un lider logra esta movilizacion del pueblo, y eso era nestor , el vacio que deja es el del lider,el llanto de la gente bajo el agua, eso no se consigue si no sos un gran presidente !! nestor siempre te recordaremos ,siempre, que lindo fue conocerte ! chau nestor y ayuda a cristina desde donde estes !

Anónimo dijo...

Estoy muy triste, pero tengo mucha esperanza. Qué otro político puede tener esta despedida en Argentina? Ya sabemos que Cristina gana el año que viene, pero en las otras elecciones?Tiene que ir preparandose otro político



Hernan

José Antonio Blanco dijo...

"La energía no se creo ni se pierde, sólo se transforma",dice una ley de la termodinámica. Estoy mirando la tele y al ver el fervor de la gente,nuestro fervor, veo como se está realizando esta transformación: ahí... aquí... allá, está Néstor. Se está transformando en "Nosotros"
Néstor ya es Nosotros.

walter dijo...

Gerardo,vas a tener que reconocer que el kichnerismo,puede enamorar,quizás no a primera vista pero sí un amor maduro y reconocible, con fuerza de acompañamiento en el futuro.

José Antonio Blanco dijo...

Una ley de la termodinámica dice: "La energía no se crea ni se pierde, sólo se transforma"
Al ver el fervor de la gente, mi fervor, tu fervor, me doy cuenta de que Néstor se está transformando en "Nosotros"
NÉSTOR YA ES "NOSOTROS".
Un abrazo. José.

Vita dijo...

La única forma de aliviar la tristeza fue estar entre la gente en estos días, tanto pueblo amando a Néstor, una manifestación inmensa. Pienso en los partidos de ultraizquierda, en "la troska del megáfono": otra vez la historia les pasa por el costado, la ven de afuera. Me reconforta haber hecho tantas horas de cola para compartir unos segundos el dolor con Cristina y que sienta que estamos con ella.

Matías dijo...

Coincido absolutamente. Hace un rato reviví mi olvidado blog porque sentí la necesidad de expresar esto mismo.
Si hubiera pasado por acá, tal vez no me habría tomado el trabajo de ponerme a pensar.
Pero bueno, yo lo llamo "el último lío de Kirchner". Ojalá sigan los de Cristina...
Saludos.

filo loves bombita dijo...

"Los más pendejos, a Kirchner, lo querían. Como a un padre, alguien cercano. Ningún protocolo. Un ídolo de rock. Un revolucionario. Un loco. Un rebelde.
A Néstor Kirchner los pibes lo querían, con alegría.
No sé de otro dirigente político, fuera del kirchnerismo, que genere esta emoción, esta expectativa, estas esperanzas, esta tristeza, en adolescentes y veinteañeros. No sé de otro"(cita:lucas carrasco)Todavía lo sigo llorando.Un transgresor,valiente("Le pegaste al chancho, saltó el dueño. Tu mejor movida, lo demás es chamuyo. Campo, milicos, medios, jueces festejan”),puso la política sobre la mesa(los pibes se lo agradecemos) y empezó un camino que está condenado al éxito.Néstor mi único HÉROE en este lío.

Sibaris dijo...

Excelente tu reflexión!!!

Con tu permiso extraigo esta frase:

"....Entonces, este guiso de necesidades comerciales y aprietes económicos desemboca en una multiplicación de exabruptos conceptuales que pueden servir para aumentar la pauta publicitaria pero que definitivamente pasan inadvertidos por el grueso de la sociedad....."

Sin embargo debemos reconocer que existe una parte en nuestra sociedad, que no quisiera etiquetar, imbuída por los medios "monopólicos" de comunicación que, evidentemente, compran lo que les venden y sinceramente creo que deberían repasar un poco la historia argentina.

Saludos.