Entrada destacada

A veces el otro no tiene la culpa de todo

viernes, 29 de octubre de 2010

Carta al Dr Oscar Alende




Don Oscar:
                  Una de las cosas que me maravilló de sus discursos allá por 1982/83 era la caracterización que hacía de lo que usted denominaba "peronismo-pueblo". Por entonces adherí a su idea de que las masas peronistas habían quedado huérfanas desde la muerte del general Perón y que se necesitaba un proyecto político que las condujera al destino de gloria que se merecen. Han pasado los años y he comprobado que desde el propio seno del peronismo surgió lo que andábamos buscando por ahí en la reapertura democrática.

Ahora ese peronismo-pueblo tiene un proyecto y una encarnadura que se parece muchísimo a lo que usted nos decía que necesitaba.

Lo saludo con mi mayor consideración

Gerardo Fernández

7 comentarios:

Almita dijo...

Como a veces, sin saberlo, nos encontramos recorriendo algún trayecto del camino.
En la efervescencia del '82, entré a la política en la Facultad, de la mano del PI. Y Oscar Alende era para mí un padre.
El cierre de campaña en Plaza Miserere, fué como tocar el cielo con las manos. Eramos miles, sentí que eramos millones.
Vos ahora escribís esta carta, y me cala hondo.
Gracias por evocarlo, cuando él hablaba, yo lloraba.
Cariños, Almita.

manuel el coronel dijo...

cuando lea esto Antonio!

Sibaris dijo...

Es mi primer día de navegación en este espacio, el cual encuentro más que interesante y muy cercano a mis pensamientos.
Gracias por recordar al Dr. Oscar Alende, político de pura cepa sin ningún lugar a dudas!!

Sibaris.

Sujeto de la Historia dijo...

Gerardo
Me pasó lo mismo que Almita.
Mi referencia política fue el bisonte y la combativa patota del doctor.
Don Oscar también fue de los imprescindibles. Tengo en mi blog, a pesar de estar afiliado al EDE, recuerdos del querido PI, y conservo la bandera rojinegra con la que iba a todas las marchas.
Un Abrazo

Hugo dijo...

El peronismo-pueblo fue una brillante definición de Oscar Alende. Yo, que nunca fui peronista, reconozco que es imposible prescindir de este movimiento para la construcción de cualquier proyecto nacional y popular. Kirchner logró que gran parte de los que nos sentimos de izquierda nos sumáramos a su proyecto, cuyo motor es sin dudas el peronismo-pueblo. Por eso no entiendo la postura de Pino Solanas de querer crear un movimiento alternativo al bipartidismo. Eso en política se llama voluntarismo quimicamente puro. Y él lo sabe. Por algo no se animó a ir a la plaza a despedir a Nestor, por miedo a la repulsa popular, ese triste privilegio que comparte con Cobos y Duhalde.

Gianfranco dijo...

Otro referente desacreditado, al que voté en el 89 y le regaló sus votos a Menem. Lo destesté la misma noche en que le regaló los votos.
Yo no quería votar a un peronista, sino a un socialista. Y me defraudó él, y obviamente el peronista de turno.

Antonio (el Mayolero) dijo...

Gerardo, creo que está todo dicho por lo que vos expresás. Por eso, yo que me reivindico públicamente como Radical Intransigente, me siento tan comodo entre los cumpas que se definen "kirchneristas". Vengo desde la UCRI, desde la libre y la laica. La primer pintada que hice fue en el '58 "Alende Gobernador", me defraudó el poco coraje de Frondizi, y tantos otros. El 4 de Junio del 2003, cuando Nestor por cadena nacional planteó al pueblo la extorsión de los poderes fácticos encarnados en aquel momento en la Corte Suprema de la "mayoría automática" me sentí revivir, ¡eso era lo que yo quería!, un Presidente con coraje de convocar al pueblo y batir el justo. Y apoyarse en el pueblo y no en la negociación espurea con los poderes fácticos.