Entrada destacada

A veces el otro no tiene la culpa de todo

jueves, 23 de septiembre de 2010

Pensar en octubre 2011 y marzo 2012



El FPV debería ganar las elecciones para diputados de 2011 con el mismo porcentaje de 2007 para mantener la primera minoría pero sin llegar al quórum. De ganar por un margen más pequeño -que es lo más probable en base a lo que se puede especular con las fotos de estos días- debería afrontar los cuatro años de gobierno, o al menos los primeros dos, sin esos famosos seis meses que como "tiempo de gracias se le otorgan a cada nuevo gobierno, con la mala noticia de verificar, además, que la Cámara baja probablemente sea controlada con mayor holgura por el Grupo A.

Algunos amigos se emocionan con las disputas del conglomerado opositor y con que están partidos. En realidad lo estuvieron siempre. Nunca el Grupo A fue otra cosa que una unión por el espanto a la bestia K. Es probable que cuanto más se acerquen los tiempos de definiciones las grietas preexistentes se profundicen, es probable asimismo que el peronismo antiperonista sufra algunas bajas y que algunos arrepentidos vuelvan al PJ oficial puesto que al fin y al cabo, "Somo todo peronissta", pero una vez concretadas las elecciones y verificado un triunfo del oficialismo, no hay ninguna duda de que volverán a parapetarse en Riobamba y Rivadavia tratanto de constituir si es posible un Estado independiente, un Vaticano parlamentario.

De ahí que las exigencias de la hora no sólo son obtener una victoria en las presidenciales sino trabajar para rescatar la mayor cantidad de diputados posible.

Ojito ojete.

11 comentarios:

Néstor Sbariggi dijo...

De ganar el kirchnerismo tendrá más diputados que ahora, arañará los 100. Habrá aliados de centroizquierda y un triunfo va a hacer que se baraje y se de otra vez en el PJ, no va a estar tan lejos el quorum si se gana.

Saludos

Gerardo Fernández dijo...

Néstor: El bloque actual es la suma de las elecciones de 2007 (47 % más o menos) y 2009 (35 % más o menos) En 2011 se van TODOS LOS DIPUTADOS ELECTOS EN 2007 CON EL 47 % entonces, la cuenta es simple: Si se gana con el 41 %, ponele, se suman menos diputados con lo cual el bloque inexorablemente será más chico

Unfor dijo...

Pero es dificil que haya saltimbanquis en las listas
como los que saltaron en momentos de la 125 (y eran un montón). Lo que haría la cosa más homogenea.

Contra la heterogeneidad de enfrente, donde hasta algunos se pueden pasar para este lado si se afirma bien el rumbo y los tiempos de apocalipsis anunciados se van superando.

el barrefondo dijo...

No sólo hay que contar los porcentajes propios, sino que también hay que tener en cuenta el grado de división de los otros.
Cuanto mayor sea la atomización opositora, un 41% de los votos se podría convertir en un 45% o más de las bancas en juego.

Sebastian dijo...

Muchachos se dan cuenta que ya estan hilando fino en el sentido de ver q cantidad de diputados va a tener el oficialismo? piensen que unos meses atras lo daban por muerto al gobierno y ahora el ala republicana tiene panico de otro triunfo kirchnerista y a pesar de tener a todas las corporaciones en contra, el merito del gobierno es enorme por mantenerse en la pelea pese a todos los bombardeos de cada dia, imaginense a cleto o a maurice teniendo q pilotear esa situacion? dios mio, entregarian hasta a los granaderos

Anónimo dijo...

Está claro el Post, y también leí tu entrada en Twitter acerca del Malba. Me parece que no estamos cazando en el zoológico. Habrá que seguir el camino y profundizarlo. La salida Cristina la pensó por izquierda. Ojo Ojete cómo decís, con eso de seducir al PJ¡¡¡Ojo.....
Un abrazo militante. el debate me parece que hay que seguirlo

saludos
Margarita de Wilde. Twitter: Markarita

Ricardo dijo...

Creo que hay que descontar que, de ganar el oficialismo, cuente con el periodo de gracia de 6 meses o la luna de miel de los 100 primeros días. Ya Cristina no lo gozó.

Saludos.

David Grasún dijo...

Una hipótesis posible es que la próxima elección presidencial (enganchada con legislativas), se defina en términos de "antipatía, espanto y conservadurismo": antipatía hacia el oficialismo, espanto hacia la incapacidad de la oposición y conservadurismo (mantener el status quo) respecto de la gestión oficial. En ese terreno el oficialismo puede recuperar los niveles del 2007.
A ese escenario se puede arribar (e incluso superar) con un agregado: la capacidad de entusiasmo, encantamiento, mística, y enamoramiento que sólo la tiene el oficialismo. Ninguno de los sectores opositores tiene mística.
Imagínese a Néstor candidato a Presidente, un vice transversal, y a Cristina encabezando la lista de diputados por la Provincia de Bs As.
También tenga en cuenta la dirección que pueda tomar el voto conservador (el no ideológico por supuesto): http://tcontrat.blogspot.com/2010/09/kirchner-y-el-voto-conservador.html
Saludos Cordiales.

Anónimo dijo...

Si Kirchner llega a ganar las elecciones después del quilombo de los últimos tres años, esto se va a poner divertidísimo. El tema de los diputados es menor. No le van a poder hacer esta oposición idiota a todo. El grupo A vive de las rentas simbólicas que les dejó la 125, ya magras, y una elección presidencial desfavorable las evaporaría por completo. Pero igual lo que pase con la oposición es menor. Lo divertido será lo que pase con el peronismo.

Alfre dijo...

"El bloque actual es la suma de las elecciones de 2007 (47 % más o menos) y 2009 (35 % más o menos)"

En realidad no sé si la estoy pifiando con esto, ignoro completamente las cuestiones porotolares, pero: para hacer correctamante el cálculo ¿al 47% del 2007 no habría que restarle las "disidencias" que hubo post-125?

Actualmente, de ese 47% deben quedar algunos menos, supongo. Si es así, con una victoria en 40% capaz que se iguala o supera al porcentaje real que queda hoy de ese 47% del 2007.

¿O le estoy errando en algo?

Gerardo Fernández dijo...

Alfre: Sí, tenés razón. Ese detalle se me había escapado. Hay que ver finamente eso, cuántos se fueron.
¡Gracias!