Entrada destacada

A veces el otro no tiene la culpa de todo

domingo, 12 de septiembre de 2010

Existen varios tipos de progresismo?


Leo esta nota de Horacio Verbitsky y comienzo a preguntarme si se puede ser progresista de diversas maneras, formas y estilos. Pareciera que sí, que hay varias formas de emitir un discurso que abogue por las transformaciones, o que al menos es menos conflictivo plantearlo en estos términos que encender el "progresismómetro", aparato que no siempre ofrenda buenos resultados en política.

Quizá lo que nos ayude a definir sea recorrer las prácticas de cada sector y ver a quién favorecen sus resultados. Por ejemplo en la crisis de la 125. Ver cómo termina colocándose ante cada situación compleja cada grupo progresista, porque ahí es donde se pueden cotejar los discursos con los hechos.

Dicho de otra forma: Conocí a viejos dirigentes de la UCRI que en su discurso abominaban el socialismo y las políticas de Liberación, pero que en su vinculo con los pobres tenían una práctica muchísimo más revolucionaria que la de muchos otros que tanto la declamaban pero que nunca trascendían la mera declamación.

4 comentarios:

Unfor dijo...

Para mi, es como decía Alsogaray; "O se es liberal o se es socialista". Después, el arco ideológico lo ocupan necesariamente todas las vertientes interpretativas.

Pero rescato fundamentalmente lo que decís, que lo expresara también Cristina, quien dijo algo así como: "no se puede gobernar con los manifiestos teóricos en la mano e ir consultando por la forma de aplicación de las premisas, en el devenir de la gestión".

Para mi, el verdadero progresismo es el que se expresa en hechos concretos.
Cosa que se mide además, por lo que implica su aplicación en el correlato y la puja de fuerzas de la coyuntura, en un pais dado.
En ese sentido, veo a ésta gestión, más adelantada hacia la izquierda que el conjunto (la población) que la alcanza de atrás, para asimilarla.
Obviamente, ese conjunto es contradictorio y disimil, pero desde el gobierno, necesariamente tenés que tenerlo en cuenta como unidad, como un conjunto. Y desde esa perspectiva, éste ha sido un gobierno audaz pero -y esa es la gran virtud- eficaz.

El dilema es si el conjunto le va a otorgar ahora el beneficio de seguir gobernando, para sostener los logros alcanzados e ir, escalonadamente por más.
En mi opinión, lo otro sería un retroceso y algunos actores denominados "progres", dejan para mi de serlo en tanto abandonan esta posibilidad de ahondar en lo que se está conquistando, aún desde un acompañamiento crítico.
El sitio desde donde se manifiestan no tiene para mi nada de progresista. Responde a un costado funcional al viejo modelo que resiste.

Antonio (el Mayolero) dijo...

Por eso yo siempre reivindico al Radicalismo Intransigente como precursor del llamado "kirchnerismo", un poco en broma, pero muy en serio.

Vargas dijo...

Existen varios tipos de progresismo, pero ninguno se ha dado en Argentina, donde todo es anacronismo e imposibilidad.

Sujeto de la Historia dijo...

Es así Gerardo. Más allá del bienpensar y los bellos ideales, cuando preguntás dónde estuvo cada uno en las 125, en la lucha por la ley de medios, con AA, el retorno de los fondos jubilatorios al estado, ahí vas a darte cuenta quién es quién.
Comparto plenamente lo dicho por Unfor y por Antonio (al cabo, vengo de raíz PI y me afilié al EDE de Sabatella)
Un Abrazo