sábado, 23 de febrero de 2013

El próximo paso de la oposición: confeccionar cartelitos contra Irán



Ya pasó el 22 de febrero y las fuerzas de oposición volvieron a quedarse sin proyecto. ¿Qué viene ahora? ¿Montarse sobre algún escuálido intento desestabilizador de la Mesa de Enlace? ¿Poner fichas a otro bloqueo de Moyano y Michelli, que ellos denominan pomposamente "paro"? De momento tienen la sesión en diputados y cruzar los dedos para que el FPV no consiga quórum... Patético, la impotencia en su expresión más vergonzante: depender de que el otro no consiga su objetivo porque se es incapaz de incidir, de torcer el rumbo de los acontecimientos. Se siguen enterando por los diarios de lo que pasa...

Al igual que la izquierda boba, esa que descubre en cada conflicto regional a presuntos futuros Guevaras, que cada 1ro de Mayo los traen a la Federación de Box y los exhiben como "lo nuevo", el espectro opositor va cual parásito, buscando hechos ajenos a los cuales sumarse para salir en el noticiero. No logra hacer pie en la realidad política, y en lugares donde le toca gestionar, las consecuencias están a la vista. Santafesinos y porteños pueden dar fe al respecto.

No me gustó la forma en que el kirchnerismo institucional encaró el aniversario del 22F, ya lo dije. Pero el proceder de los opositores ayer me kirchnerizó aún más. Es que uno pasa del asombro al asco en un santiamén, incluso viendo a amigos, a tipos con los que uno creció, que valora y respeta, pero que a la hora de procesar la política local terminan siendo arrastrados al peor de los bochornos.

Porque, vamos, Clarín hace su negocio. Armó el circo, lo promovió y ayer se hizo su fiestita. No le importa otra cosa que pegarle al gobierno, es sabido. Pero de los dirigentes políticos opositores uno anhela algunas propuesta, algún proyecto, algo. Pero no hay nada, salvo la innovación de la cartelería legislativa en sesiones rimbombantes...

La sociedad sigue teniendo frente a sí un proyecto político vivo, un conglomerado de empresas periodísticas cerrilmente opositoras y una banda de figurones cuyo problema principal es que si una noche los invitan de TN y América 24 o Canal 26, no pueden ir a ambos lados por la distancia... Después no entienden cómo la gente vota al FPV... ¿A quién va a votar? ¿Quién le garantiza algo medianamente sólido? ¿De Narváez, que pierde un diputado por semana? ¿Solanas, que ni siquiera superó el piso en las PASO? ¿El FAP, con una provincia copada por los narcos? ¿Tontos como Amadeo? ¿Tránsfugas como Patricia Bullrich? ¿Macri, empeñado en demostrar su limitación municipalista?

En política, siempre que algo muere, algo nace. No pareciera ser la característica del presente político de las oposiciones vernáculas. La verdad la verdad es que están ocupadísimos en ver si consiguen renovar sus bancas para seguir yendo al cable. Es el caso de Alfonsín, Gil Lavedra, Carrió, Stolbizer, Pray Gay, Estenssoro, Solanas, Argumedo, De Narváez, Solá, Laura Alonso, Michetti y algún otro que se me escapa.

Y están como locos porque a la hora de los bifes, cuando llegan las PASO, todo converge en un apretado cuello de botella, y es probable que no entren todos.



5 comentarios:

ram dijo...

Esto lo puse en otro lado pero, capaz que sirva acá, así no nos putean solos.


Bueno, hubo épocas donde las víctimas de las tragedias eran, "pobre gente, mirá lo que les pasó" y las cámaras los mostraban de lejitos, con locutor en off y texto al tono, en color o blanco y negro, según fechas de tecnología disponible, el factor común era que la víctima no tenía voz o la tenía poquita, muy poquita o, también, ninguna, y por tiempos largos.
Ahora, por esas casualidades de los medios, por ser "víctimas" de los negocios que se achican y los opositores oposicionistas a todo y más, por ser demasiado conocidos y reconocidos en su, ¿cómo decirlo?, suprema inutilidad?, culos sucios y muy sucios?, mentiras en reincidencia eterna?; esta sociedad cada vez les da menos bola y, claro, les duele, les pica, como supositorio de lija.
Y ahí las víctimas, las reales, las que están en emoción violenta (y es absolutamente legítimo que lo estén) no son simplemente personas dolidas, sufrientes, alteradas; no, ahí la víctima deviene en oportunidad, rebusque y salida para la "recuperación"; ¿del dolor?, no, ni en joda, para la recuperación de la audiencia (e influencia) de esos medios y, quizás, tal vez, de algún voto para esos opositores oposicionistas en descrédito terminal.
Unos, los medios, juegan mucho y fuerte y los otros, apenas estiran la agonía. ¿Las víctimas, las reales?, mal, gracias.
¿Este gobierno es una maravilla?. No, no es, pero aunque más de uno se paspe, es el único que a las víctimas reales les va a dar bola y, soluciones a futuro.
Todo este ruido, todo este ruido obsceno disfrazado de "interés en las víctimas", va a pasar y la truchez (como tantas veces ya) se va a ver en plenitud.

hector dijo...

Las victimas, siguen sin tener vos, son el recuerdo del suceso, los que hacen del suceso, un hecho social,un hecho histórico. Pero hay una nueva categoría, que se apodera de esa vos ausente y son los "familiares y amigos de las victimas", que dicen hablar en nombre de ellos, pero en realidad hablan desde su propia subjetividad, (dolor, angustia, bronca,odio etc.) y se arroga la representación excluyente. Como si las catástrofes, naturales y/o sociales, no fueran fenómenos colectivos, que afectan a todo la sociedad. ¿Quien se ha ocupado de la vos de los no judíos en el caso de la AMIA?

Jorge Blanco dijo...

Ya que en el titulo nombrás a Iran sería bueno hablar un poco del tema. La acusación a Iran (durante años fue Siria) se sustenta unicamente en informes de la CIA y Mossab. Sin embargo, desde el gobienro afirman que sin este acuerdo con Iran la causa está trabada.
Laura Ginsberg hizo público en el senado un pedido que viene haciendo desde hace años: la apertura de todos los archivos clasificados de los servicios de inteligencia y su entrega a los familiares de las victimas. Es que más haya de la supuesta responsabilidad de un estado extrajero, acá hubo una conexión interna. No se trata ni de Irán, ni de Israel, ni de Siria, se trata de la Argentina. Como dijo también Laura: “Es un giro a pedido de las potencias”. Culpar a Iran para favorecer las presiones de EE.UU hacia ese país y seguir encubriendo la conexión local del atentado.
Insolitemente las palabras de Laura Ginsberg pasaron como si nada en algunos medios. Una de las pocas entidades de familiares de victimas independientes del Estado de Israel y del gobierno nacional no fue escuchada y fue de lo más sensato que hubo ese día en el senado.

Mariano T. dijo...

Tiene razon Laura Ginzberg, si le van a dar todo a los ayatolas, no pueden negarselo a los familiares.

ram dijo...

Mariano T, está bien, de usted es esperable un comentario de mala leche, pero ¿necesitaba hacer uno tan pavo?.
¿Qué se le estaría dando a los ayatolah y que se le estaría negando a los familiares?
Al estado iraní se le reclama, al clero (aunque maneje el estado o parezca que lo maneja), ni se le pide ni se le da nada. ¿Entonces, de dónde saca el verso ése de que se "les da"?. De su reaccionaria imaginación, nada más.
¿Y qué se les estaría negando a los familiares? bueno, acá directamente uno no sabe qué responderle a un comentario pavo, no exento de mala fe.
Si es por justicia, no es éste el gobierno que se las niega, la cosa viene desde, digamos, el día siguiente del atentado?, cuando estaba de presidente ese señor tan extrañado por el garcaje, tan afecto a los chanchullos, a los socios peligrosos en tráficos más peligrosos, ¿lo ubica, no?.
Y esa negación, pronográfica y alevosamente, la cargan los familiares (no usted ni los comedidos como usted) que, uno supone, deben estar algo podridos de que se les caguen de risa en la cara y por eso apuestan a esta cosa, a este acuerdo que, al menos les da una esperanza ínfima y, la remota posibilidad de algo parecido a la verdad.
Poquísimo y, mire la casualidad, poquísimo y K, comparado con la nada absoluta y que se caguen de risa de su dolor, termina siendo mucho.
La soja y los chamuyos pro los verdes azules le sientan mejor, respete los dolores ajenos, no son lko suyo.